El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Pandorum (Christian Alvart, 2009)


Título original: Pandorum
Año: 2009
Duración: 108 minutos
Dirección: Christian Alvart
Guión: Travis Milloy, Christian Alvart
Intérpretes: Dennis Quaid, Ben Foster, Cam Gigandet, Antje Traue.

Cuando Bower (Ben Foster) despierta de su hibernación a bordo de una nave espacial se encuentra con que sufre una típica pero no por ello menos desesperante amnesia que le impide recordar los verdaderos motivos de la misión que le ha llevado hasta la nave. Poco a poco, y con la ayuda del teniente Payton (Dennis Quaid), un superior que despierta del letargo minutos después, irá descubriendo que la nave sufre fallos técnicos en diferentes partes y, al intentar averiguar la causa de los mismos, se encontrará con una sorpresa intrigante: algo peligroso y mortal anda suelto en los pasillos de la nave Elysium...


Este es el punto de partida argumental de una nueva película de ciencia ficción que a las características propias de una película de su género suma pinceladas de terror, algo de thriller, unas gotas de tensión psicológica y generosas dosis de acción sin tregua. Y el resultado es francamente bueno si tenemos en cuenta factores tales como presupuesto, dirección o intérpretes.


Christian Alvart es el director de Pandorum (cuyo título hace alusión a un síndrome ficticio que produce locura y paranoia en los cosmonautas), y demuestra una más que decente solvencia en esto de ponerse tras las cámaras. Después de filmar Expediente 39, un  film de terror resultón pero escaso en cuanto a originalidad, Alvart coge las riendas de esta oscura odisea estelar y la barniza con dos capas que brillan por encima de las demás y que, al final y a la postre, son lo mejor de la película. Primero, define a la perfección una atmósfera tensa, opresiva y enfermiza, una especie de "ecosistema" artificial,  mortal tanto física como psicológicamente para los ocupantes de la aeronave, y en segundo lugar, le imprime justo el ritmo dinámico y sin pausa que una historia así demandaba, conjugando en su justa medida escenas de acción con partes más propensas a la reflexión, pero sin olvidar que la película es un ejercicio de cine de terror (aceptamos la coletilla "psicológico") en el espacio, y no una clase de filosofía estelar.


Entre el elenco de actores sobresale especialmente Ben Foster, casi siempre acertado, en franca oposición a un Dennis Quaid que, sinceramente, parece deambular algo perdido y sin encontrar su sitio como teniente de la nave Elysium. Pero a decir verdad, la interpretación de los actores es lo de menos en una película como Pandorum, cuya acertada mezcla de terror espacial psicológico con un horror más físico y palpable es el vehículo perfecto para que se desarrolle por encima de interpretaciones normalitas y un tanto vacias de credibilidad.


Es posible que por momentos Pandorum os recuerde a Horizonte Final, otra muestra de correcto sci-fi horror que dirigió en 1997 Paul W.S.Anderson, y no os faltará razón: existen ciertas similitudes, pequeños paralelismos puramente formales, ya que no en vano el señor Anderson es productor de la película de Alvart. A mi ese recuerdo a Horizonte Final no hizo sino aumentar mi satisfacción con este pequeño descubrimiento que, pese a que pueda pecar de convencionalismos y de asentarse sobre un argumento creado a base de unir tramas de aquí y de allá, es altamente recomendable y es una de las películas de ciencia ficción que junto a Distrito 9 , Star Trek y Moon (las tres un par de peldaños por encima en cuanto a calidad), confirmaron que el 2009 fue un buen año para la ciencia ficción.

6 comentarios:

Senyor Merdevalista dijo...

Tuve la oportunidad de verla en la última edición del festival de Sitges. A horas intempestivas, pero valió la pena. Estoy de acuerdo en todo, lo cierto es que resultó ser una sorpresa muy agradable. Solamente me pareció que el final (sin que haga falta desvelarlo) resulta poco creíble en semejante contexto de ciencia-ficción dura. No sé si eres de la misma opinión.

Muy buen blog.

Un saludo.

Tani dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Diegui, esta peli es una sorpresa porque está muy bien lograda con los recursos disponibles. Desde mi punto de vista el momento débil es el final, pero no digo más para no arruinarle la vida a nadie ;)
Besos

Dead Man Sam dijo...

Vi los cortos y me intereso, la veré en algun punto.

Distrito 9 y Moon las vi y fueron obras maestras... en especial Moon, me tenia enganchadisimo!

Saludos, Mike!

Sonix dijo...

Pues tendré que verla... la verdad es que había leído malas críticas que me echaron para atrás, pero ahora la veré, aunque sea por curiosidad de conocer ese final.
Un beso!

El Especialista Mike dijo...

SENYOR, pues sí, el final quizás sea lo más ¿previsible?, ¿chirriante?, ¿inadecuado? para una película bastante decente en su conjunto. Al menos se le nota al director cierto mimo a la hora de su elaboración...

TANI, veo que coincidimos en que el final no es la guinda que el film merecería para elevar varios puntos su talla de calidad... ;)

SAM, a mi también me gustó Moon...y qué decir de Distrito 9...a mi me encantó!

SONIA, el sofa, una mantita (o no, depende del calor que haga) y algunas chuches para picar, y hora y media que se pasa de forma amena...xD ;)

Unai dijo...

Yo la disfruté bastante y tampoco pongo demasiadas pegas al final. Eso si, nos volvieron a querer vender lo que no era.

por ejemplo el poster que has puesto es el europeo normal... pero si te fijas en el poster español, a la chica le han puesto una Katana a la espalda... cuando el que has puesto no al lleva, y coño.... es que no tiene katana en la película y no pinta nada, ni va con el sentido de la película.

En fin... cosas incomprensibles de las distribuidoras, supongo.

Related Posts with Thumbnails