El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Especial 30 Aniversario El Imperio Contraataca (Irvin Kershner, 1980)


Hoy, 21 de Mayo de 2010, se cumplen treinta años desde el estreno en EE.UU. (21/05/1980) de El Imperio Contraataca, que en España sería estrenada el 29 de Septiembre de ese mismo 1980, tres años después de que George Lucas diera el pistoletazo de salida a su epopeya espacial con La Guerra de las Galaxias, película que supuso toda una revolución del género, cambiando para siempre la concepción del cine de aventuras y la forma de administrar los derechos de merchandising en una jugada maestra del sr. Lucas.


Pero la película que realmente consagró la fama de rebeldes y fuerzas imperiales fue la que hoy cumple treinta años, constituyéndose en uno de los mejores ejemplos de la Historia del Cine a la hora de crear un film de aventuras maduro, oscuro y con los elementos clásicos del género, a la par que se erigió como una de las mejores secuelas del mundo del cine. Sirva esta entrada como mi humilde homenaje a una de las mejores películas que he visto a lo largo de mi vida.



Año: 1980
Duración: 124 minutos
Dirección: Irvin Kershner

Lo primero, vamos con esos créditos iniciales que ocupan ya un lugar mítico en la Historia del Cine, con esas letras que se deslizan en pantalla sobre el espacio, viajando hasta el confín del universo...




Son tiempos adversos para la rebelión.
Aunque la Estrella de la Muerte
ha sido destruida, las tropas imperiales
han hecho salir a las fuerzas rebeldes
de sus bases ocultas y las persiguen
a través de la galaxia.

Tras escapar de la terrible flota
imperial, un grupo de guerreros de la
libertad, encabezados por Luke Skywalker,
ha establecido una nueva base secreta
en el remoto mundo helado de Hoth.

El malvado lord Darth Vader, obsesionado
por encontrar al joven Skywalker, ha
enviado miles de sondas espaciales hacia
las infinitas distancias del espacio… 

"Segundas partes nunca fueron buenas..." 
Desde luego tanto el que pronunció en su día esta frase como aquellos que la han usado más de una vez no han visto jamás películas como ésta que cumple años hoy. El Imperio Contraataca es, posiblemente, una de las secuelas más impactantes y mejor conseguidas dentro del universo del cine, superando por muchos motivos y razones a su predecesora, La Guerra de las Galaxias, y a la que cierra la trilogía, El Retorno del Jedi. Pero, ¿que nos cuenta esta entrega de la saga? Veamos...


Tras un ataque sorpresa de las tropas imperiales a las bases camufladas de la alianza rebelde, en el planeta healdo de Hoth,  Luke Skywalker, en compañía de R2D2, parte hacia el planeta Dagobah en busca de Yoda, el último maestro Jedi, para que le enseñe los secretos de la Fuerza. 



Mientras, Han Solo, la princesa Leia, Chewbacca, y C3PO esquivan a las fuerzas imperiales y piden refugio al antiguo propietario del Halcón Milenario, Lando Calrissian, en la ciudad minera de Bespin, donde les aguarda una trampa urdida por Darth Vader, que también tiene preparada una sorprendente revelación para el joven Skywalker...



 George Lucas dió en el clavo con El Imperio Contraataca. Una vez había enseñado sus magníficas cartas con La Guerra de las Galaxias, se dedicó a jugar la partida y a ganar, claro está. En esta ocasión no se sentó en la silla de director, colocando en ese puesto a Irvin Keshner, y encargando un guión basado en la historia que él mismo habia escrito a Leigh Brackett, una escritora estadounidense de novela negra, ciencia ficción y autora de otros guiones como El sueño eterno (1945) y Rio Bravo (1959). Pero Lucas tuvo que llamar a otro guionista, puesto que la señorita Brackett falleció de cancer justo poco antes de acabar su primer borrador. Lawrence Kasdan, guionista de En Busca del Arca Perdida, fue el elegido. Así nació, fruto de esa historia de George Lucas guionizada por Leigh Brackett y  Lawrence Kasdan, la enorme narración épica que constituye el guión de El Imperio Contraataca, piedra angular, sólida base y punto de partida de la grandiosidad y majestuosidad el film que dirigió Keshner. George Lucas pidió que esta entrega superara en todo a la primera, y le fue concedido dicho deseo.


El Imperio Contraataca alcanza un tono narrativo realmente maduro y contundente. Desde el comienzo asistimos a una historia mucho más oscura, pesimista y, por qué no decirlo, "realista" que su predecesora, con unos personajes perseguidos y enfrentados a una fuerza maligna y oscura descomunal personificada en la imponente figura de Darth Vader, quién sorprendió como personaje en La Guerra de las Galaxias, y se erige aquí como uno de los mejores y más carismáticos villanos de la Historia del Cine. Además, esa revelación  que hace a Luke Skywalker y que a estas alturas todos conocemos hace que su historia y el fim en general tomen otra dimensión, proclamando algo que sabemos que es cierto pero que no queremos acabar de creer. Sin duda, es uno de esos golpes de guión que engrandecen por sí sólo a una película. Recordemos ese momento mítico...



Otro acierto que otorga interés y un ritmo adictivo a la película es que son tres las tramas argumentales que se van entrelazando y superponiendo durante la narración de la historia. Tras la presentación de los acontecimientos desencadenantes de la trama en el planeta Hoth (en unos escenarios filmados en Noruega), tenemos, por un lado, a Skywalker y R2D2 que viajan al planeta Dagobah en busca de Yoda, el único que puede ayudar a Luke a dominar los caminos de la Fuerza para alcanzar el status de Jedi. Este pasaje es realmente entrañable y memorable dentro del cine de fantasíasy aventuras, representando el intento de un joven por alcanzar su destino. Igual de memorable es el personaje de Yoda. Stuart Freeborn fue el creador de la marioneta, plagada de elementos animatrónicos, a la antigua usanza, y manejada por un equipo de técnicos con Frank Oz al mando, quien también puso la voz a la criatura. Quién iba a pensar que ese pequeño ser similar a una rana con toga encerraba tanto poder y tanta personalidad...



Otra de las tramas nos sitúa tras la pista de Han Solo y la princesa Leia, quienes aportan la dosis necesaria de romanticismo que toda buena película de aventuras necesita. La relación que ya se intuía y se atisbaba entre ellos en la primera entrega de la saga se consolida en esta parte y alcanza tintes dramáticos al final de El Imperio Contraataca, cuando Han es congelado en carbonita, aunque en un principio iba a ser todo muchísimo más dramático, pues en el guión original iba a morir al final de esta entrega (Harrison Ford había firmado un contrato para intervenir en dos películas y su participación en una tercera estaba en el aire aún...). Para el recuerdo quedan esas dos frases de diálogo entre Leia y el genial personaje de Harrison Ford, cuando ella le confiesa su amor incondicional con un sincero "Te quiero", y Han Solo pronuncia ese improvisado "Lo sé" que dejó estupefacto a más de uno, puesto que en el guión figuraba que tenía que responder con un "Yo también te quiero". Sinceramente, prefiero la respuesta improvisada, canalla que es uno...



La otra trama gira en torno al ya mencionado personaje de Darth Vader, que aglutina a su alrededor todo el protagonismo de El Lado Oscuro de la Fuerza, erigiéndose como eje del mal y personaje principal del Imperio, siempre acechando al resto de protagonistas. Lo cierto es que pocas veces un personaje llega a infundir tanto respeto y recelo en los espectadores como Vader, acompañado por un tema de la excelente banda sonora de John Williams, The Imperial March, que dota a sus apariciones de una épica y majestuosidad por encima del bien y del mal. Simplemente apabullante, yo aún hoy dia me estremezco ante el calibre de este personaje.



La labor de dirección de Keshner fue digna de elogio, sacándole un partido increible a los actores, demostrando que superaba a George Lucas en esa faceta. Brillan en pantalla todos ellos, pero destaca un genial Harrison Ford, derrochando carisma a diestro y siniestro,  y un Mark Hamill con un personaje, más maduro, complejo y atormentado, como todo el film en general. Hasta Carrie Fisher demuestra que la Princesa Leia es una mujer de armas tomar a tener muy en cuenta...


Además, a la hora de plasmar en pantalla la grandeza del guión no se queda corto, sobre todo con las escenas de acción pura y dura. Abre la película con una escena bélica impresionante (ataque imperial a Hoth), nos deja sin aliento en la persecución que sufre el Halcón Milenario a través de un campo de asteroides, y hace de la batalla entre Skywalker y Darth Vader una confrontación mucho más dinámica y trepidante que la que el mismo Vader librara en la primera entrega  contra Obi Wan Kenobi, gracias a una coreografía perfectamente orquestada y más compleja,  enmarcada en un escenario oscuro y dramático que pone la guinda al pastel. El personaje de Yoda, que en principio pudiera parecer ridículo si nos basamos en su primera aparición, llena de solemnidad la pantalla cada vez que hace acto de aparición, convirtiéndose en un personaje más, básico para entender el universo de Star Wars.


Y de los efectos especiales, poco que decir, salvo que lucen en pantalla de forma espectacular, mucho mejor que muchos de los efectos de CGI que colapsan hoy las pantallas de todo el mundo, demostrando que las cosas artesanales, hechas con mimo y dedicación, son un valor seguro. No hay más que echar un vistazo a como luce Yoda en pantalla, al que casi parece que podemos sentir cómo respira. El estilo visual sobresale y mejora lo visto en la primera entrega de la saga, incluyendo a un Darth Vader cuya armadura hasta parece relucir más aquí que en el film anterior. Y qué decir de la excelente banda sonora de John Williams. La película suponía un giro hacia el dramatismo y la madurez, oscureciendo la historia, y el compositor refrendó ese giro hacia el lado oscuro con una partitura a la altura, con pasajes épicos, otros trepidantes, y donde sobresale la ya mencionada Marcha Imperial, auténtica banda sonora de Vader y los suyos.


En definitiva, El Imperio Contraataca es un ejemplo de superación y dedicación, un manual de cómo realizar una de las más grandes películas de aventuras de la historia con todo lo necesario para triunfar y apabullar. Sobre un guión férreo y trabajado, a la altura de los grandes dramas de siempre, la historia se desliza majestuosa y con un ritmo perfecto, con pasajes repletos de acción sin tregua, otros donde el dramatismo se impone por momentos, y desembocando en un final abierto, un especie de cliffhanger de la época que nos deja a todos con ganas de saber más. Como añadido, los personajes se tornan más oscuros y complejos, destacando uno de los mejores villanos del mundo del cine, un genial Darth Vader, que maneja los hilos a su antojo en el film. Un 10 sobre 10 para la épica hecha celuloide....

Nota: como siempre, un trailer, aunque esta vez son dos. El primero es el original de 1980, y el segundo es uno creado por un fan para conmemorar el trigésimo primer aniversario...



2 comentarios:

Unai dijo...

:o

Vaya currada de especial que te has hecho. Un aplauso... me ha encantado.. y bueno.. yo tenia casi 5 añitos asiq ue no la recuerdo del momento, pero si despues y para mi sigue siendo la mejor peli de star wars con diferencia...

porque las volví a ver hace poco, pero aun así me has dado unas ganas tremendas de revisarla.

Tani dijo...

Pero que buen post! Te felicito, se nota que te gusta, además que siempre te esmeras.
La verdad es que he visto esta peli unas 5 veces y muchas más en fragmentos pero es tan buena, tan genial que nunca me aburre.
Un beso Diegui!

Related Posts with Thumbnails