El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Rien de rien...


Nada de nada: eso es lo que nos ha tocado hoy en el tradicional sorteo de la Lotería de Navidad. Además, tampoco es que jugáramos mucho (el décimo del curro de Perse...). Así pues, se supone que lo que vendrá ahora será un año lleno de salud para tod@s: ni tan mal, oiga usted...

De todas formas, personalmente a mí me toco el Gordo cuando nací y crecí con la familia que tengo, cuando encontré a Eva, y al tener esos amigos que, aunque les vea poco el pelo, sé que son de verdad (vosotr@s sabeís quienes sois...). Y qué quereís que os diga: esas cosas no tienen precio. En ese sentido, soy el tipo más afortunado del mundo...

7 comentarios:

Perse dijo...

Pues seremos afortunados, pero un poquito de pasta anda que no nos habría venido de cine...
Siempre nos quedará el sorteo del niño... ;)

sonia dijo...

El dinero no da la felicidad, pero yo prefiero llorar en un ferrari xDD.

Pues eso, que hoy es el día de la salud, así que a disfrutarla.

alcorze dijo...

Pese a que estoy totalmente de acuerdo contigo, Diego, como bien dicen esas chicas tan sabias de los comentarios de arriba un poco de pasta nunca viene mal. Al menos en mi casa nos iría de muerte que tenemos más agujeros que un queso gruyere.

El Especialista Mike dijo...

Yo os entiendo, pero de alguna forma hay que consolarse...XD

El Cuervo del Infien-no dijo...

El dinero no da la felicidad, pero te permite comprártela, y quien diga otra cosa, miente. Un rico triste es un rico con demasiado cuento.

Y, dicho esto... ¡qué putada que no os haya tocado nada a aquellxs de vosotrxs que habéis jugado! Atended bien a Perse y posad vuestras esperanzas en el sorteo del Niño, que siempre os puede tener reservada una alegría.

Sonix dijo...

Pues la verdad es que a mí tampoco me tocó nada. Tampcoo es que jugara mucho, pero bueh.
Y la verdad es que sí, yo también me siento afortunada de lo que tengo. Entre otras cosas, a ti y a Eva como amigos. Gracias por ser como sois!

Pero la pasta no viene mal, claro que no! xD

Angelillo dijo...

El dinero no da la felicidad, pero es una sensación tan parecida que ni se nota la diferencia.

Bromas aparte, la felicidad no la da, pero sí una estabilidad que el resto no tenemos. La felicidad la dan las pequeñas cosas, como escribir blogs, conocer gente y recibir agradables sorpresas por correo ;)

Un abrazo.

Related Posts with Thumbnails