El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Martyrs (Pascal Laugier, 2008)

Título original: Martyrs   Género: Terror
Duración: 98 minutos   País: Francia
Dirección: Pascal Laugier   Guión: Pascal Laugier
Música: Alex Cortés, Willie Cortés

Francia. Una noche a comienzos de 1970. Lucie, una niña perdida hace un año, es descubierta andando por una carretera. Está en un estado catatónico y es incapaz de decir nada de lo que le ha sucedido. Los policías no tardarán en encontrar el lugar donde ha estado presa: un antiguo matadero... ¿Qué pasó en aquel lugar? ¿Cómo consiguió la chica escapar?


Y con Martyrs llegó la polémica... No en vano, y durante su estreno en el Festival de Cine de Sitges en 2008, la organización apostó a la salida de la sala donde se proyectaba una ambulancia, con el fin de atender a aquellos de los presentes que se sintieran indispuestos durante la proyección, teniendo en cuenta los precedentes que se habían vivido en Cannes y Toronto. Finalmente, y siempre según la organización, numerosos fueron los espectadores que abandonaron la sala durante la película e incluso uno de ellos vomitó debido a la crudeza de las imágenes. Y ahora llegan la preguntas de rigor: ¿Son ciertos los rumores? ¿Es para tanto? ¿O quizás es una maniobra de publicidad? Yo me decantaría por el marketing puro y duro...


Pero no por ello deja de ser una buena película, o dos, porque realmente Pascal Laugier ofrece dos partes perfectamente definidas: en la primera parte de Martyrs somos testigos de una historia de venganza jalonada de flashbacks. Lucie (Mylène Jampanoï) irrumpe violentamente en una casa cualquiera y siembra el caos y la destrucción. Descubrimos que durante su infancia había estado confinada en un sótano, siendo torturada sin motivo aparente y que, un día, consigue escapar. En el centro de acogida donde la internan hace amistad con Anna (Morjana Alaoui), a quien Lucie recurrirá en el futuro cuando sea consciente de la barbarie que ha cometido de forma. En esta primera parte hay que quitarse el sombrero ante un par de aspectos clave: uno es el frenesí y el ritmo que impregna esta parte de la narración, que desemboca en un torrente de adrenalina y violencia inusitada; y otro es el acierto del director de personificar el ruinoso estado mental de Lucie en un ente físico realmente grimoso y que infunde temor. 


A partir de ahí y después de esa primera parte deudora del cine de terror más "convencional", se produce un giro espectacular y el film toma un nuevo rumbo, convirtiéndose en un viaje incómodo hacia otro tipo de terror, menos directo, mucho más metafísico, pero infinitamente más provocador y polémico. Podría analizar esta parte con mayor profundidad, pero aquí si que recomiendo encarecidamente ver la película y sentir uno mismo lo que sea que esta parte de la historia provoque en el espectador, hasta llegar a un giro final que, dependiendo de la persona, gustará o decepcionará a partes iguales. A mí, sinceramente, me gustó y mucho. La introducción de la búsqueda religiosa de la verdad mediante el dolor y el final, incómodo y de los que "joden", hizo que Martyrs pasase de curiosa cinta de terror a película incómoda, trascendente y transgresora, justo lo que Laugier buscaba con esta historia.


Poco más que decir que no se haya dicho ya. Tan sólo me queda mencionar que las dos actores protagonistas que llevan el peso de esta intensa historia se marcan dos actuaciones magistrales para quitarse el sombrero. Y si la veís, y os gusta la historia, el planteamiento y el debate que plantea, no tengaís miedo o vergüenza de confesarlo: nadie en su sano juicio os debería tachar jamás de ser un sádico/a o de enfermo, como he podido leer por ahí... Hay que ser valiente y atrevido, como Pascal Laugier ha sido, arriesgando con su radical y perturbadora forma de fábricar mártires, espectadores incluidos.

9 comentarios:

Sonix dijo...

A mí me puso algo de mal cuerpo y todo en algunos momentos, sobre todo por empatía con la primera chica, que se veía atormentada por la criatura y todo aquello. En la segunda parte, ya sin ninguna duda, la violencia es tremenda, fuera de toda medida y en eso te tengo que dar la razón, es transgresora y pocas veces se le ha querido dar un enfoque así a una peli de estas características. Aún así, la motivación de todo eso, la parte metafísica, me supo a poco y me decepcionó un poco, no sé. Aún así, esa peli es antológica se mire por donde se mire.

El Especialista Mike dijo...

Yo es que le hubiera dado un tratamiento algo más sólido a las motivaciones y razones de los fanáticos religiosos y la segunda parte la hubiera acortado un poco, aunque lo que buscaba Laugier era eso, ponernos mal cuerpo, de mala leche, con toda esa tortura.

Estos franceses se atreven con todo, y aquí en España, pues mira...

Celu dijo...

La tengo en casa desde hace tiempo ya, pero nunca me he atrevido a verla... a ver si pronto lo hago.

Un saludo

Sonix dijo...

Exactamente, mejorando eso hubiera sido mucho más sólida.

Y hombre, aquí en España nos martirizan a nosotros si nos dejamos, que también es otra forma de torture porn. Imagínate aguantar en una sala de cine alguna de esas pelis insufribles españolas, tipo "A tres metros sobre el cielo" o "Primos" o cosas por el estilo. xD Bueno, aquí se hacen pelis aceptables, pero estamos a años luz de otros países en atrevimiento, calidad y en todo.

Hopewell dijo...

La primera secuencia de la p'elícula es brutal. Después, para mi, empieza una cuesta abajo que no me emocionaba demasiado, pero cuando a mitad de la película de repente se transforma en otra cosa me dejó tan anonadado... y toda la cuesta final me encantó.

turok dijo...

Lo mejor, sin duda, es la primera mitad...... luego, en la parte de las turturas ligth se hace bastante tediosa.... aun asi un top ten de los ultimos años sin duda!

Unai dijo...

Peliculon con mayusculas... no esperaba nada que de lo que vi.. me pillo totalmnete sin espectativas y me parece genial.

Puf el final "de los que joden" y la paranoia metafísica, a mi todo eso me encantó y la recomiendo siempre mucho y totalmente.

Perse dijo...

Yo soy de las defensoras de la primera parte...me gusta el desenfreno, la agilidad, las escenas gore y los fantasmas de la prota; sin embargo, la segunda mitad me decepcionó. La tortura se extiende en exceso y el planteamiento no me convenció demasiado. A pesar de todo es bueno echarle un vistazo!

Anónimo dijo...

hola, Martyrs es una de mis películas favoritas, porque no es la típica película de horror, va más allá. Se puede dividir en dos partes (como ya lo han mencionado) pero siento que ambas están muy bien justificadas, en la primera es desconcertante tanta violencia (algo que ya sabes que sucederá debido al género) que despúes, ya en lo que sería la segunda parte, se vuelve "cotidiana" varios opinan que es algo aburrida, pero yo creo que no es aburrida en lo absoluto, es más bien la forma en la cual tú como espectador, te vuelves empático con el personaje y, al igual que ella, te vas "acostumbrando" al maltrato (y no porque sea algo fácil de observar) pero siento que esa es precisamente la intención de la repetición constante en la segunda parte, realmente la historia no tiene un final como tal pues la manera en que termina te deja un espacio para que puedas asimilar todo el film y no sólo un descenlace. Saludos!

Related Posts with Thumbnails