El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Insidious (James Wan, 2010)

Título original: Insidious  Género: Terror
Duración: 102 minutos   País: EE.UU.
Dirección: James Wan   Guión: Leigh Whannell
Intérpretes: Patrick WilsonRose ByrneTy Simpkins,Lin Shaye, Barbara Hershey, Leigh Whannell
Música: Joseph Bishara   Web: insidious-movie.com/

Josh, su esposa Renai y sus tres hijos acaban de mudarse a una vieja casa. Tras un accidente casero sin aparente importancia, uno de los niños entra en coma y, al mismo tiempo, empiezan a producirse en la casa extraños fenómenos que aterrorizan a la familia.


¡Ah, Insidious! Otra de esas películas que está dando mucho que hablar y que, al parecer, no tiene término medio: o te gusta, o la odias. Y yo me temo que me encuentro en el primer grupo, el de las personas a las que Insidious les ha parecido una buena película con un par de detalles sobrantes, pero con toda una larga lista de virtudes sustentando el proyecto, al frente del cual se encuentra James Wan, un director joven pero con una carrera dentro del cine de terror a tener en cuenta, con títulos como Saw (2004), Silencio desde el Mal (2007) o el violento drama Sentencia de Muerte (2007). Además, el realizador malayo es uno de los integrantes del llamado "Splat Pack", termino acuñado para hacer referencia al grupo de cineastas de nuevo cuño cuya carrera se circunscribe casi por completo al cine de terror,  formado por el propio Wan junto a otros compañeros de profesión como Alexandre Aja, Darren Lynn Bousman, Neil Marshall, Greg Mclean, Eli Roth, Leigh Whannell (que firma el guión de Insidious) y Rob Zombie.


Insidious se sirve de numerosas referencias cinematográficas de género para articularse como film de terror dentro del subgénero de casas encantadas, y su gran mérito radica en haber sido capaz de sintetizar con estilo y cierto nivel de calidad elementos que ya hemos visto con anterioridad en películas clásicas y referentes del género de terror. En su primera mitad, Wan y Whannell plantean una historia que bebe de películas que tienen como protagonista a las casas encantadas como Al Final de la Escalera (1980) o Paranormal Activity (por suerte mejorando con creces a esta última), para posteriormente dar un giro en la historia en la segunda mitad tomando como referencia a la excelsa Poltergeist (1982), equipo de investigadores de lo paranormal incluido. Lo curioso es que Insidious no parece una copia en ningún momento, sino una suerte de nueva mirada u homenaje hacia este tipo de cine, adoptando lo mejor de cada propuesta bajo una factura técnica más que correcta dada la estrechez del presupuesto (1'5 millones de dólares).
Además, la película es efectiva al cien por cien y consigue, durante buena parte de su desarrollo, acongojar al espectador y mantenerle clavado en su butaca, expectante y a la espera del próximo sobresalto. Es una película de terror que asusta y eso, hoy en día y dado el declive del género en general, es una baza ganadora. Personalmente, me mantuvo en tensión durante gran parte del metraje, y la intensidad sólo se moderó cuando hicieron acto de aparición el grupo de parapsicólogos. Es entonces cuando Insidious cambia el registro para convertirse en algo diferente a lo que nos había ofrecido durante la primera mitad de película, hasta desembocar en un chirriante clímax que ha levantado ampollas y ha hecho correr ríos de tinta. A mi no me ha parecido un resbalón tan grande como para tirar por tierra el buen hacer del resto del metraje. No cabe duda de que es algo forzado y quizás demasiado bizarro, pero no deja de ser una apuesta arriesgada del director, fallida o no. En cambio su epílogo, facilón y metido con calzador para dejar la puerta abierta hacia una segunda parte (visto el estado del panorama actual del cine de terror, no me extrañaría nada que se embarcaran no en una, sino en varias secuelas...), sí me parece algo mucho más aberrante y prefabricado.

En definitiva, la recomiendo porque se me antoja que es un clásico básico de este año 2011 y una de las mejores películas de terror de los últimos años, totalmente efectiva y efectista, artesanal en su manufactura y con un gran sabor a clásico setentero/ochentero en sus formas. En cuanto James Wan pula algunas aspectos de su cine, no me cabe duda de que dará mucho que hablar para bien como un buen artesano dentro del cine de terror. Y yo que lo estoy deseando como aficionado acérrimo a los sobresaltos y al lado oscuro del celuloide...

3 comentarios:

Hopewell dijo...

Me he hecho con ella para verla en estos días... ya os diré.

Perse dijo...

Ver "Insidious" es como ver dos películas; una es efectiva, tensa y muy bien hecha. La otra, menos buena y hasta un poco ridícula.... a pesar de todo, en su conjunto, e incluyendo el final, a mi también me gusto ;)

daniel dijo...

Muy buena critica. Estoy del lado de los que aprecian el film y creen que tiene su dosis de terror clásico, aunque es verdad que su desenlace deja mucho que desear. Con todo uno se la pasa muy bien.

Me gusta tu blog, me hago seguidor y de paso te invito al mio.

Saludos!!!

Related Posts with Thumbnails