El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Imago Mortis (Stefano Bessoni, 2009)

Título original: Imago Mortis
Año: 2009
Duración: 113 minutos
País: España - Italia - Irlanda
Género: Terror, Thriller
Dirección: Stefano Bessoni

Siglo XVII: antes de que se inventase la fotografía, un científico llamado Girolamo Fumagalli estaba obsesionado con la idea de reproducir imágenes. El descubrió que asesinando a una víctima y quitándole sus ojos, era posible reproducir en un papel la última imagen impresa en las retinas. Esa técnica tuvo el nombre de 'tanatografía' y en la actualidad, ese terrible ritual comienza a producirse en el interior de una escuela internacional de cine.


¡Menuda racha que llevo! Últimamente no hago más que tragarme películas realmente infumables, y cuando pensaba que después de Paranormal Activity 2 el nivel no podía caer más bajo, me sorprendo a mí mismo torturándome con esta horrible Imago Mortis, que le arrebata a la anteriormente mencionada el título de "Peor Película vista en el 2010", y tiene serias posibilidades de ser una de las peores que he visto jamás. Algunos pensareís que estoy exagerando, pero os aseguro que es un film paupérrimo en cuanto a calidad, y para lo único que sirve es de perfecto compendio de meteduras de pata y como ejemplo de qué es lo que no hay que hacer a la hora de rodar una película.


Partiendo de una idea a la que se le podía haber sacado muchísimo más jugo, Imago Mortis cae por su propio peso nada más comenzar y no remonta jamás el vuelo gracias a un nefasto guión, en el que han colaborado no una, ni dos, sino un total de ¡ocho personas!,  ninguna de las cuales ha sido capaz de dotar de cierto interés a la historia. Pretendían crear un thriller de terror con elementos sobrenaturales y reminiscencias a los grandes giallos del cine italiano, y les ha salido un film aburrido, tedioso, confuso, sin orden ni concierto e incapaz de transmitir nada de nada: ni miedo, ni emoción, ni suspense...¡Nada!

¿Y los actores? Puff, a cual más desastroso, destacando negativamente al protagonista, interpretado por un Alberto Amarilla que se pasa la película sobreactuando constantemente, con cara de idiota, haciendo aspavientos sin ton ni son y poniendo muecas a todas luces innecesarias o contraproducentes.  Oona Chaplin es más sosa que un pan sin sal y su madre, Geraldine, parece atrapada en  algún rancio lugar del espacio-tiempo. Álex Angulo seguramente se arrepienta tremendamente de haber sido engatusado vilmente para colaborar en este truño, y Leticia Dólera...bueno, no le vamos a pedir peras al olmo: aquí aprueba raspadito con un personaje cuya relevancia se mide con cuentagotas.

El doblaje al castellano es penoso, indigno a estas alturas de siglo XXI, y el vestuario está formado por una amalgama de estilos tal que es imposible ubicar la historia en un período concreto: hay personajes que parecen vestidos con ropa de Springfield, Zara o Pull&Bear,  mientras que otros van "disfrazados" de época (como Geraldine Chaplin, con un vestido renacentista...). Algunos dirán que ese pastiche contribuye a crear una atractiva atemporalidad para la historia... Bien: pues yo opino que es una metedura de pata enorme. Y los escasísimos efectos especiales son incapaces de dar la talla en ningún momento.

Y la verdad es que me estoy extendiendo demasiado hablando de una película que ofrece tantas cosas malas y casi ninguna buena. Aburrida y tediosa como ella sola, pueril en su planteamiento y nefasta en su desarrollo, no merece la pena para nada. Y una vez más me pregunto a mí mismo: ¿Hasta cuándo vas a seguir tropezando con este tipo de desastres en celuloide? Creo que tengo la respuesta, y es que para saber apreciar la luz, hay que caminar durante cierto tiempo entre tinieblas (aunque espero no quedarme ciego de tanta oscuridad...).

3 comentarios:

Perse dijo...

Hijo, que no aprendes... nada de películas españolas!!! Si es que parece mentira :P

Sonix dijo...

Hazle caso a ella, las películas españolas nunca garantizan buen cine. Si acaso, alguna buena hay, de vez en cuando y tal.
Pero que conste que yo en su día también vi Imago Mortis casi ilusionada, y me llevé una decepción de la leche. Qué cosa más mala... y buenísimo lo de los vestuarios de los actores!! xDDDD No sabía que había 8 guionistas, ocho! Uf, tremendo.
Ains, y pensar que esta peli la comentamos de viva voz ayer (¿o fue hoy?)... mi memoria está fatal. xD

Eso hay que repetirlo ¿eh? El día que vayais a Zaragoza avisad y nos vamos todos a compartir hotel de nuevo! O venís a Barcelona directamente, a ver a Cliff, y a la espada y eso. Tenemos cama disponible, que lo sepáis.

MONIDALA dijo...

Oye, pues si puedo la veo y me echo unas risas. El punto de partida es el de "Cuatro moscas sore terciopelo gris" de Argento, no? Es una peli de la que mi madre me lleva hablando toda la vida...

Related Posts with Thumbnails