El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Rabia, de Stephen King

Título original: Rage
Autor: Stephen King (con el seudónimo de Richard Bachman)
Fecha de publicación: 1977 (septiembre de 1997 en España)
Nº de páginas: 277
ISBN: 84-01-47468-X

Un adolescente al borde de la locura toma veinticuatro rehenes en un colegio. Los intentos de encontrar una salida pacífica por parte del profesorado y la policía resultan vanos. Mientras, los jóvenes retenidos se contagian gradualmente del frenesí de violencia que les impone su captor. Cada palabra, cada acto, se convierten en descarnadas acusaciones contra un sistema de enseñanza corrupto y un modelo de familia basado en la hipocresía, que obligan a los jóvenes a reprimir sus sentimientos para convertirlos en carnaza de una sociedad que les devorará implacablemente... 


Portada de la primera edición
Rabia (Rage, originalmente titulado Getting It On) es el primer libro que Stephen King escribió con el seudónimo de Richard Bachman, publicado en 1977. Con apenas treinta años, King ya había cosechado un éxito espectacular con Carrie (1974), El Misterio de Salem´s Lot (1975) y El Resplandor (1977), y su editor le sugirió la posibilidad de usar un seudónimo para publicar algunas de sus novelas e intentar así evitar la saturación del mercado. Rabia fue la primera novela de un total de cinco que King publicó entre 1977 y 1984 (le siguieron La Larga Marcha en 1979, Carretera Maldita en 1981, El Fugitivo en 1982 y Maleficio en 1984).

Rabia es una excelente historia de terror palpable, de carne y hueso y libre de cualquier tinte sobrenatural, donde la realidad sobrecoge y aterroriza aunque, como veremos más adelante, la realidad siempre supera a la ficción. El protagonista de la historia es Charles Decker, un adolescente perturbado que, después de ser expulsado del instituto por agresión a un profesor, vuelve a clase armado con la pistola de su padre y secuestra en un aula a sus compañeros. Es entonces cuando King demuestra una vez más su maestría a la hora de dibujar la psique de sus personajes y de trazar perfectamente sus comportamientos y su forma de pensar, dibujando a Decker como un joven esquizofrénico con grandes dosis de humor negro e ironía que abre su mente ante sus compañeros de clase, exponiendo sus experiencias y revelando sus frustraciones. 

Además, la crítica al sistema educativo de la época forma parte del decorado de esta historia (con especial atención a la educación sexista que recibe el protagonista de manos de su padre, clave en el devenir de su personalidad psicópata), además de la denuncia tangible de la rapidez con que se extiende la violencia entre adolescentes (cual reguero de pólvora...) y la facilidad de ciertos individuos para manipular a los demás a su antojo. La cercanía y la proximidad que inunda el relato es otro de los aciertos de King, quien concibió una historia que asusta y estremece por su intensa pátina de realidad.

Antes hemos comentado que la realidad suele superar a la ficción, y Rabia es una novela que se vió envuelta  en su momento en un aura de polémica y controversia. Stephen King hizo retirar de las librerías la novela, y en un comunicado posterior anunció que se arrepentía enormemente de haberla escrito. Tampoco consintió que se realizara una adaptación cinematográfica, siendo una de las pocas novelas de King que no cuenta con su versión para la gran pantalla.

Pero, ¿por qué este revuelo? Entre 1989 y 1997 se produjeron en EE.UU. una serie de incidentes que tenían como autores a  jóvenes adolescentes  que, armados con armas de fuego, retuvieron a compañeros de clase e incluso a profesores en escuelas e institutos, llegando a disparar a sangre fría contra sus rehenes y acabando con sus vidas. La puntilla la puso el hecho de que, al parecer, los cinco asesinos se habían inspirado en esta novela para cometer sus respectivas matanzas. Estos fueron los incidentes:

-El 18 de septiembre de 1989 Dustin L. Pierce, del instituto Jackson County High School de McKee (Kentucky), tomó como rehenes a una clase de álgebra armado con una escopeta y dos pistolas. El incidente se saldó sin heridos después de 9 horas de enfrentamiento con la policía, quienes encontraron un ejemplar de Rabia entre las posesiones del joven.

-El 18 de enero de 1993 Gary Scott Pennington, estudiante de último curso en el instituto East Carter High School de Grayson (Kentucky), secuestra a una clase después de dispararle a su profesor de inglés y a un portero. Declaró posteriormente que leyó la novela después del incidente, no antes, y que sólo quería matar a dos personas para que se le aplicara la pena de muerte.

-El 2 de febrero de 1996 Barry Loukaitis, estudiante del instituto Frontier Junior High School de Moses Lake (Washington), secuestró a su clase de álgebra armado con un rifle de caza y dos armas cortas, matando a dos de sus compañeros y al profesor de dicha asignatura, profiriendo durante el incidente alguna que otra frase alusiva a la novela. La policia encontró un ejemplar de Rabia en su dormitorio.

-El 1 de diciembre de 1997 Michael Carneal, de 14 años de edad, abrió fuego contra un grupo de oración en el instituto Heath High School cerca de Paducah (Kentucky). Tres jóvenes murieron, cinco resultaron heridos y, como ya habreís adivinado, la policía encontró un ejemplar de la novela de King en su taquilla...

Michael Carneal en el momento de su detención.

¿Tremenda casualidad? ¿Uso evidentemente inadecuado de una historia cruda llena de violencia? ¿Hizo bien Stephen King en vetar futuras ediciones de Rabia? Sinceramente, creo que todo lo ocurrido fue fruto de una terrible casualidad que provocó una serie de situaciones desgarradoras en las que jóvenes desequilibrados de forma manifiesta decidieron ampararse en una historia de ficción con tintes realistas para llevar a cabo aquello que sus maltrechas y mutiladas mentes seguramente habían pensado en más de una ocasión. A pesar de toda esta polémica, Rabia sigue siendo una muy buena novela que sorprende por su calidad a pesar de pertenecer a tan temprana época de la carrera literaria de Stephen King, quien consiguió un nivel elevadísimo de tensión y de horror cotidiano a base de elementos reales como la vida misma.

7 comentarios:

alcorze dijo...

Es una de las novelas del tito que más me gustan.

Lo que no me gusta es que el tito renegara de esta novela por lo de los asesinatos. No me parece ni cierto ni ético consigo mismo que lo hiciera.

El Especialista Mike dijo...

Yo también creo que esa decisión fue errónea, del mismo modo que nadie ha retirado "El guardián entre el centeno" cuando ocurrió algo parecido...

Quién sabe cuales fueron sus auténticas razones, o si la decisión no fué suya al 100%.

Eso sí, es una novela muy, muy buena.

✿ Belle ✿ dijo...

No he leído ese libro pero ya solo al comenzar a leer el post me entraron ganas de hacerlo. Increíble cómo se adelantó King a lo que venía, tanta "rabia" y tanta locura para matarse los unos a los otros sin motivo...

Hopewell dijo...

A mi esta novela siemple me ha parecido impresionante. Sobre todo, la parte en la que conversa con el director y le prohibe hacerle preguntas bajo la amenaza de matar a alguien. Simplemente brillante.

Sonix dijo...

Una novela muy buena, de las de Bachman, mi favorita. Y yo también creo que fue un error retirarla... con la de pirados que se habrán basado en la Biblia para matar, por esa regla de tres debería retirarse. O El guardián entre el centeno, como bien decís. En fin, cosas de la autocensura del tito. Por suerte no creo que nadie tenga problemas para conseguirlo. Y como dices tú, quizás fue marketing, o yo qué sé. O simplemente el sentimiento de culpa que a veces es muy irracional
Muy buen libro, sí señor.

Del_Pier0 dijo...

Esta novela la leí yo a los 13 años y entendí más el mensaje que el "ey, tío, cómprate un arma y vete a la escuela a matar gente, que mola mogollón".

En fin, creo que sería más apropiado un sistema de compra de armas más decente, que lo merece más que retirar el libro.

De todas formas se le entiende a King. Quiero decir, el sentimiento de culpa es comprensible. Que esos desalmados se inspiraron erróneamente en el libro sólo nos quiere decir lo que el propio libro critica, que la educación y la sociedad está totalmente corrompida.

jan di dijo...

rabia es una novela que leo una y otra vez y para nada estoy de acuerdo con que le echen la culpa al libro de las acciones de estos tipos.
cada quien tiene una visión de la cosas, tal ves estos tipos ya estaban mal y solo necesitaban un empujón. y de cualquier manera si lo hicieron con eso lo hubieran hecho con cualquier cosa que les diera el valor.

Related Posts with Thumbnails