El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Abominable (Ryan Schifrin, 2006)

Título original: Abominable
Año: 2006
Duración: 94 minutos
País: EE.UU.
Género: Terror, Monster Movie, Serie B
Dirección: Ryan Schifrin
Música: Lalo Schifrin

Ha sido visto 42.000 veces en 68 países diferentes. Es una criatura mítica y legendaria conocida bajo diversos nombres: Wildman, Almas, Grendel, Yowie, Sasquatch o Big Foot... Mientras Preston Rogers se recupera tras un accidente de alta montaña en una remota cabaña en el bosque descubrirá a la legendaria bestia y deberá salvar a un grupo de universitarias antes de que el monstruo les ataque...


Bueno, como dijo Jack el Destripador, vamos por partes, y comencemos por ampliar un poco esa escueta y desconcertante sinopsis para que tengaís claro ante qué tipo de película nos encontramos...

Preston, el protagonista, es un hombre totalmente desesperado y sumido en una profunda depresión con motivo de la pérdida de su esposa en un accidente de escalada, donde él salvó la vida de milagro pero pagando el alto precio de quedar postrado en una silla de ruedas. Como parte de su terapia, su psiquiatra le recomienda que pase unos dias en una cabaña en la montaña, justo en la misma zona en la que perdió a su mujer.


Bien empezamos con este pobre individuo teniendo que hacer caso a una prescripción médica bastante dura, una auténtica terapia de choque para acabar con sus miedos y temores del pasado (no sé si será bueno su psiquiatra, pero cabrón es un rato...).  La cuestión es que Preston acepta la terapia y encontrará que justo en la cabaña de enfrente hay un grupo de universitarias con ganas de pasárselo bien (que es lo único que hacen las universitarias, ¿verdad?), pero también descubrirá horrorizado que una terrible criatura legendaria (el  mítico Big Foot o Sasquatch, pero no el de Harry y los Henderson...) acecha en la espesura del bosque para acabar con todos.


Ya habreís adivinado que la película es, siendo muy generosos,  pura serie B en la que hay un par de aspectos cuya calidad es claramente superior al conjunto. Uno es la banda sonora, obra del mítico compositor argentino Lalo Schifrin, creador de temas inolvidables de la TV como el de las series Starsky y Hutch o Misión Imposible, además de bandas sonoras de infinidad de películas, como Harry el Sucio. La cosa pierde su capacidad de sorpresa cuando descubrimos que Ryan Schifrin, el responsable de dirigir esta pequeña y casposa historia, es hijo del compositor... De todas formas, la banda sonora de Abominable, de marcado corte clásico, es de largo lo mejor del film, y no encaja de ninguna manera la calidad de lo que oimos con lo que vemos.

El otro asunto que llama la atención es uno de los posters promocionales del film, obra del magnífico cartelista de cine Drew Struzan, que con su estilo inconfundible lleva años creando los carteles de las películas más recordadas del mundo del cine (la trilogía de Star Wars, la de Indiana Jones, Regreso al Futuro, Los Goonies, Rambo...). Al igual que con la banda sonora, la calidad del póster contrasta enormemente con la del film:


En cuanto a la película en sí, poco más que reseñar. Tenemos un elenco en el que se recuperan viejas glorias del género fantástico, como Jeffrey Combs, Dee Wallace (veterana actriz de los ´80 y entrañable scream queen...) o Lance Henrikssen. Al protagonista, Matt MCoy, ya lo habíamos visto antes en alguna que otra entrega de la saga Loca Academia de Policia, y en esta ocasión nos ofrece un repertorio interpretativo que ni Steven Seagal, destancando una escena en la que tras ver al monstruo a través de unos prismáticos, da marcha atrás sigilosamente con su silla de ruedas recordando a Homer Simpson cuando camina hacia atrás después de sorprender a Apu montándoselo en el badulaque. Del resto del reparto, destacar a Tiffany Shepis, que con esta película suma una más a su extenso y prolífico historial dentro del cine de terror, estando considerada como la reina de la serie B en la actualidad y, por supuesto, desnudándose como mandan los cánones actuales del género.


Y qué decir de la criatura, tosca y artesanal a más no poder. Supuestamente debería infundir miedo y aterrorizarnos, pero no deja de ser un tipo con un disfraz de mono gigante sin cuello, con dientes afilados y un caminar lento pero inexorable. Supuestamente y según comentan varias veces en la película, es un Sasquatch de cuatro metros de alto, pero cuando coincide en algún plano con alguna de sus víctimas apenas si les saca una cabeza en altura... ¿Dónde están los maestros de los FX y el maquillaje cuando se les necesita?


Abominable es la película perfecta para (aunque suene a tópico...) ver con los colegas, en buena compañia, con unas cervezas y con la única pretensión de echarse unas risas a costa de lo que pudo ser y no fue, y desbarrar con un buen puñado de escenas cutres y delirantes fruto de un director bastante joven que tiene mucho que aprender en este mundillo del cine.


3 comentarios:

El Cuervo del Infien-no dijo...

Casualidades de la vida... ayer mismo la echaron en la tele, y, aunque ya la pillamos bastante empezada, aún nos echamos unas buenas risas con el "mono gigante sin cuello" XDDDD.

Me quedé flipado al ver en tu entrada que este engendro cinematográfico es del año 2006... por la estética general, la calidad de imagen y los macarrónicos efectos especiales, daba la impresión de ser una peli mucho más antigua.

En fin... ¡¡así me gusta!! ¡¡que reseñes serie B!! Ninguna peli del deleznable Jim Carrey consigue hacerme reír tanto como estas entrañables pelis malas de miedo.

Pedro Escudero Zumel dijo...

Pues no tiene tan mala pinta xDDD Sabiendo que se va a ver estas películas tienen su gracia. A mí me han hecho pasar más de un rato divertido XD

Perse dijo...

Es basurilla... esa escena con el mosntruito subiendo a la rubia de la cuerda a cámara lenta...es mala, malaaaaaa!!!!

Related Posts with Thumbnails