El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

I KDD Bilbaína (02/04/2010)

Es un placer para mí compartir con todos vosotros una mini-crónica de la grata experiencia que tuve la suerte de poder vivir en vivo y en directo, como se suele decir, el pasado dos de abril de 2010, Viernes Santo, cuando un pequeño puñado de blogueros (éramos cinco en total) nos reunimos en Bilbao para celebrar la I KDD Bilbaína entre miembros del Ka-Tet y a la que se unió un invitado especial:  el ilustre bloguero Unai.

Teatro Arriaga, con el mástil de la Ikurriña a la izquierda, nuestro punto de encuentro.
Eran las once de la mañana cuando todos, con una puntualidad inglesa, concurríamos en el punto de partida que habíamos fijado con antelación: el mástil de la bandera del Teatro Arriaga de Bilbao, lugar emblemático, de fácil localización y cerquita del hotel de Sonia y Carlos. Allí nos reunimos todos: David (Sir Worth en el Ka-Tet), Unai, cuyo blog es Guardia Oscura, Sonia de Sonia Unleashed, su chico Carlos (Thunder en el Ka-Tet) y un servidor. Yo llegué en metro, dejando el coche en Portugalete ya que aparcar en Bilbao a veces es una tarea ardua y pudiendo usar el transporte público es mejor no arriesgarse a no poder aparcar.

Tras las presentaciones de rigor, y cuando apenas habíamos intercambiado un par de palabras, Sonia rompió el hielo con un detalle para los asistentes a la kedada: una acreditación al estilo de los pases VIP en los que se podía leer la fecha de la reunión, una foto de cada uno de los participantes junto a su nombre real y su nick foreril, todo ello sobre las banderas de Euskadi y Cataluña y perfectamente plastificado y con su cinta de colgar al cuello y todo. Al principio nos quedamos un poco flasheados, pero he de decir que no nos separamos de la acreditación en todo el día, que la lucimos encantados y con mucho orgullo durante las 12 horas que duró la reunión, y a título personal, decir que me pareció un detalle precioso a la par que original. Cosas así son las que dotan a este tipo de kedadas de una dimensión diferente y especial. Gracias Sonia y Carlos!

Acreditación que Sonia nos entregó para el evento. Esta es la mía en concreto.



Para abrir fuego y empezar la kedada con energía, nos acercamos al recién reformado e inaugurado Café Boulevard, otro lugar histórico a las puertas del Casco Viejo de Bilbao, donde sentados en una mesa y dando buena cuenta de unos cafecitos, infusiones y cola-caos mañaneros, comenzamos a charlar de todo un poco y establecimos el orden del día. 

Después del tentempié matutino nos esperaba un desplazamiento en el coche de Sir Worth (excelente banda sonora la que disfrutamos durante el trayecto, con Motley Crue, Motorhead y otros ases del heavy metal y el rock duro) hasta lo que iba a ser nuestro primer destino del día: la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, una ermita templaria ubicada en un islote de Bermeo a la que se accede a través de unas escarpadas escaleras  con 230 escalones y desde donde la vista es magnífica. Se dice que fue asaltada por el propio Francis Drake y justo a un lado se encuentra el Islote de Aketxe, una mole inmensa de piedra casi inexpugnable que es un criadero de aves marinas.

Panorámica de San Juan de Gaztelugatxe.
Isla de Aketxe, junto a San Juan.
Panorámica de las escarpadas escalinatas de acceso a San Juan de Gaztelugatxe.

Acantilados de la costa desde lo alto de la Ermita.
La caminata hasta alcanzar el principio de las escaleras para subir a la Ermita fue más larga de lo previsto, pues tuvimos que dejar el coche mucho antes del lugar donde se dejaba antes, así que nos tocó caminar durante un buen trecho, lo cual nos vino genial a la hora de abrir apetito para la posterior comilona. En mitad del trayecto hicimos un pequeño alto para aprovechar las increibles vistas y sacarnos un par de fotos de grupo.

De izquierda a derecha, Sir Worth, EspecialistaMike, Sonia y Unai
La misma foto grupal anterior, pero con Carlos en lugar de Unai.

Reunión insólita: dos Breakers y un Pistolero
Una vez alcanzada la cima del islote, donde está la Ermita, cuenta la leyenda y la tradición que se debe tocar la campana tres veces y pedir un deseo. Cómo no, tenemos testimonio gráfico de ese solemne momento, al igual que otras cuantas instantáneas realizadas justo al borde del acantilado, donde soplaba un viento importante que te zarandeaba de un lado a otro. Por suerte todos somos blogueros aguerridos y fornidos que aguantan eso y mucho más...

Carlos y Sonia con la campanita...
Aquí ya empezaba a soplar una ligera brisa.
Como bien dice Sonia, en esta parece que posamos cual grupo pop para la portada del disco.
Cosas de hombres...
Después de tan simpática sesión de fotos llegó la hora de terminar el descenso, llegar hasta el coche, y dirigirnos hacia el restaurante, donde nos esperaba el tan ansiado txuletón. La subida hacia el vehículo por la misma carretera por la que habíamos bajado minutos antes se hizo larga y pesada, pero aún así, logramos salir airosos.

Unai fotografió este helicoptero que NO nos ayudó a llegar a nuestro destino.
El restaurante era el Asador Portuondo, con vistas a la playa de Mundaka, famosa en el mundo entero por ser centro de atracción de numerosos surfistas. No tuvimos suerte ya que apenas si había oleaje y no pudimos tomar ninguna foto de esos deportistas desafiando al mar y a sus olas. Pero lo que si hicimos fue sentarnos en nuestra mesa reservada disfrutando de la vista de la bahía y de un ambiente distendido y agradable en el que charlamos durante toda la comida de mil y una cosas. Disfrutamos de la merecida comida, empezando por un revuelto de gulas (que es lo que comimos Carlos y yo) y una excelente sopa de pescado, antesala del plato fuerte del día: el txuletón, el cual nos sirvieron en dos generosas fuentes con sus brasas debajo para que lo cocináramos a nuestro gusto. Lo cierto es que si bien el revuelto no me pareció gran cosa, la carne estaba exquisita, y poder elegir cuando retirarla del fuego para comerla más o menos hecha es todo un privilegio. Todavia se me hace la boca agua...  Todo ello regado por un buen vino (no entiendo mucho de caldos, pero dimos buena cuenta de un par de botellas). Después del postre (tarta de queso y frambuesa, tarta de plátano y chocolate, helados variados) y de unos cafecitos e infusiones llegó la hora de partir hacia el segundo punto en el orden del día.

Menudo txuletón: manjar de dioses!!
A escasos kilómetros del restaurante aparcamos en el puerto de Bermeo y tras un breve paseo nos sentamos en una especie de terraza para seguir con la digestión, ayudándola con lo que fuera necesario. Allí, y durante horas, seguimos charlando e intercambiando opiniones sobre todo tipo de temas. Incluso pasó ante nuestros propios ojos una procesión peculiar y un tanto acelerada, y es que por un momento habíamos olvidado que era Viernes Santo. Lo cierto es que el tema nos brindó unos cuantos chascarrillos frikis con los que nos reímos durante un buen rato, debido a lo extraño y bizarro tanto de las imágenes como de los procesionistas. Recuerdo a Carlos, en una clara referencia a los extraños grupos del Facebook, exclamar al ver a uno de ellos: "Señoras que en semana santa se convierten en el Emperador Palpatine". Brutal!!

Unos cuantos barcos pesqueros en el puerto de Bermeo.
Después de pasar gran parte de la tarde en esa terraza de Bermeo, empezó a hacer un poquito de fresco, y decididimos mover el culo hacia otro sitio. El ilustre Unai había quedado a eso de las 21:30 horas en un bar en Gernika donde servían menús japoneses auténticos (no como ese pseudo sushi que sirven en los restaurantes chinos) y decidimos acompañarle en coche para evitarle el trayecto en tren. Una vez en Gernika, entramos en la Taberna Ikegutxi, el bar regentado por una señora japonesa y su hijo. Allí nos tomamos un cafecito porque nos hacía falta entrar en calor, y estuvimos también un buen rato charlando, aunque ya flaqueábamos un poco después de casi 12 horas de kedada. Sobre todo Carlos y Sonia, que se habían levantado a las 5 de la mañana para coger el avión, y se merecían un buen descanso. Tras despedirnos de Unai, al que dejamos en buena compañia, tomamos rumbo a Bilbao otra vez, al punto de partida, donde tanto Sir Worth como yo nos despedimos de Carlos y de Sonia (y ya nos costó, porque esas cosas, las despedidas, son las que más cuestan, sobre todo después del magnífico dia que habíamos pasado en su compañía). Prometimos repetir la experiencia, pero esta vez en tierras catalanas. De ahí, Sir Worth, muy amable, se ofreció para acercarme en coche hasta donde yo tenía el mío aparcado, y llegué a casa sobre las 23:30 de la noche, cansado, pero tremendamente satisfecho por haber conocido a tanta gente especial de una tacada.

Porque la verdad es esa, que conocer a gente especial y amena con la que congeniar es difícil, por eso esa kedada, en la que tuve la enorme suerte de conocer no una, ni dos, ni tres, sino cuatro personas maravillosas, quedará grabada a fuego en mi mente. Carlos, Sonia, David, Unai...los cuatro son gente de la buena, de la de verdad, transparentes, con los que se puede charlar largo y tendido sobre cualquier tema. Son divertidos, son gente inteligente, son amables, y son amigos de los de verdad. A mi me habeís ganado para siempre. Un abrazo y gracias por el estupendo y maravilloso día en vuestra compañia!!


8 comentarios:

alcorze dijo...

Qué bonita crónica. He disfrutado leyéndola.

Un abrazo!!!

sonia dijo...

Qué envidia me dais!!! Pero de la buena jeje. Suscribo lo que ha dicho Alcorze, yo también he disfrutado leyéndola.

Sir Worth dijo...

Un placer compartir compañía, andanzas e ingestas con tan excelsos personajes...

Por cierto, me tendrás que recordar cierto detalle gastronómico... casi que te lo paso por mail.

Bonito tu blog, por cierto; no me había pasado hasta ahora. Apuntado en la lista de "wanted"...

sonia dijo...

Por cierto, lo de la acreditación me ha parecido muy gracioso y todo un detalle. Esta Sonia está en todo!!!

Unai dijo...

Pedazo crónica, si señor, muy elegante.

Un placer por mi parte, pase muy buen dia.

Me gusta el blog, y la temática, que no lo había dicho.

✿ Belle ✿ dijo...

que maravillosa kedada! alucinante el detallazo de la identificación, preciosos los entornos y divertida la procesión, jolín que aún haya! que guay un restaurante que te dejen "cocinar" la carne al gusto, y tarta de queso? platano? chocolate? menudo día digno de recuerdo :) me alegra que lo hayáis pasado tan bien, las fotos preciosas! ^^

Tani dijo...

Tuvo que ser un encuentro especial, único, Lo que me habría gustado conocerlos en persona, espero hacerlo alguna vez.
Por cierto, me encantan las fotos en donde están todos juntos, definitivamente despiden buena vibra, banda bloguera.
Besos!

Sonix dijo...

Fue un día espectacular, y la verdad es que las sensaciones y los buenos sentimientos son mutuos. La crónica es muy buena, Carlos y yo lo hemos pasado muy bien leyéndola! ^^
Ahora falta la mía, ya que Unai hizo la suya, y a su manera, Sir también xD, lo que pasa es que quiero poner unas fotos que tengo en la cámara y no encuentro el cable! Pero de hoy no pasa, pondré todo patas arriba y contaré mi versión!
Espero que pronto pueda repetirse algo parecido. Por desgracia nosotros no podremos ir el 15 d emayo a Madrid pero a ver si en verano se puede hacer algo por aquí o en donde sea.
Un besote, y perdona por no pasar antes por aquí. He tenido una semana en que no he pasado por muchos sitios, no sé por qué, pero intento ponerme al día. ^^
Preciosa canción de los Beatles. ;D

Related Posts with Thumbnails