El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Up in the Air (Jason Reitman, 2009)



Título original: Up in the Air
Año: 2009
Duración: 108 minutos
Dirección: Jason Reitman
Guión: Jason Reitman y Sheldon Turner, basado en la novela de Walter Kirn.
Intérpretes: George Clooney, Vera Farmiga, Anna Kendrick, Jason Bateman, J.K.Simmons, Zach Galifianakis, Danny McBride.

"Mientras más lento nos movemos más rápidos morimos"

Ryan Bingham trabaja en una compañia que se dedica a despedir gente de sus trabajos. En una época de auténtica crisis mundial, su profesión está al alza y vive continuamente viajando de un lado a otro del país acumulando millas en su tarjeta de cliente especial de American Airlines. Sin amigos, sin hogar, y sin acordarse para nada de su familia, Ryan Bingham disfruta de su trabajo y de una serie de situaciones que para cualquier persona supondrían una pesadilla. Es completamente feliz desprovisto de raíces y ataduras. Un día conoce a Alex, su homólogo femenino que parece compartir su visión de la vida. Además, en el trabajo le asignan a una joven compañera cargada de ilusiones. La inclusión de estos dos factores en la ecuación de Bingham hará que comience a plantearse muchas cosas acerca de las relaciones, las personas y su forma de vida hasta ahora...



Después de Gracias por Fumar y de Juno (a mi parecer tremendamente sobrevalorada...), Jason Reitman vuelve con una película a caballo entre la comedia y el drama ambientada en el  panorama que se abre a nivel mundial merced a la crisis en la que estamos inmersos. A partir de ahi, Reitman construye una historia que pone el dedo en la llaga del mundo empresarial, donde el desprecio de las compañias hacia sus empleados está a la orden del día. También es una buena instantánea del frio mundo de los ejecutivos, personajes que viajan de aeropuerto en aeropuerto con una agenda repleta de nombres pero sin relaciones sociales sólidas de carne y hueso, casi condenados a saborear su éxito a solas, sin compartirlo con nadie que tenga relativo peso sentimental en sus vidas. Lo que en un principio parecía ser una comedia sobre un tipo peculiar con curiosos procedimientos deviene en un melodrama romántico soportable (ya que no es demasiado empalagoso) para, finalmente, acabar siendo una amarga reflexión sobre la vida, las relaciones personales y la soledad. La labor de Jason Reitman como director es más que correcta, confirmando lo que apuntaba en sus dos trabajos anteriores, y no es otra cosa que el alentador futuro que tiene ante sí en el mundo del celuloide. Evidentemente, el guión, sólido y bien construido, sin apenas flecos sueltos, contribuye a facilitar la correcta dirección de Reitman y , sobre todo, a apuntalar el buen producto final que es Up in the Air. Es un libreto inteligente basado en temas profundos como la soledad del ser humano, la inestable situación del mercado laboral actual, la dificultad que entrañan las relaciones familiares y lo dificil que es encontrar a una persona a tu medida con la que pasar el resto de tu vida.



Un buen director y un guión jugoso son las dos terceras partes para obtener una buena película. La tercera parte, necesaria para el resultado satisfactorio del film, es el reparto. En Up in the Air tenemos como protagonista principal a George Clooney interpretando uno de los mejores personajes de su carrera. Para meterse en la piel de Ryan Bingham, Clooney lo tuvo fácil: le bastaba con ser él mismo. Bingham es un tipo solitario, un soltero de oro, un hombre que huye del matrimonio y se escuda en su ajetreada vida para huir de todo compromiso. Pero cuando se le presentan ciertos cambios en su forma de trabajar, Bingham presiente que quizás haya llegado la hora de dar un giro de ciento ochenta grados a su vida. George Clooney sostiene sobre sus hombros gran parte del peso de la película, transmitiendo a la perfección y con convicción la soledad simpática del personaje que Jason Reitman tenía en mente, un personaje al que envidias en un principio para acabar compadeciéndote de él.



Las dos patas restantes del trípode interpretativo son Vera Farmiga y Anna Kendrick. La primera cumple a la perfección como alter ego femenino de Clooney, hasta el punto de que se define a si misma con una frase demoledora y contundente: "Piensa en mí como en ti, pero con vagina", le comenta Alex, su personaje, a Binghman. Y así es: Alex es una mujer elegante y sofisticada, bastante sobria, que busca una pequeña válvula de escape de su vida y encontrará en Ryan el instrumento perfecto, la horma de su zapato. Anna Kendrick borda el papel de joven ejecutiva agresiva un tanto patosa, emprendedora y con ganas de comerse el mundo, que poco a poco se irá despojando de esa dura máscara para mostrar toda su vulnerabilidad en un mundo hostil y nada agradable donde las cosas no son tan fáciles como aparentaban ser, y acaba por conmover al personal. A ver si esta chica se quita el lastre de haber participado en la saga Crepúsculo. Jason Bateman y J.K.Simmons destacan entre el resto del reparto: el primero como jefe de Clooney, el segundo como uno de los empleados que serán despedidos por el método tradicional, en una escena memorable digna de recordar.



Lo acertado sería no acercarse a Up in the Air dispuesto a disfrutar de una comedia porque, aunque al principio pueda parecer que estamos ante un nuevo film en la línea de Juno, con el paso de los minutos la cosa cambia y la cinta se asemeja a la realidad cotidiana, llena de sinsabores y pasos en falso que alternan con momentos más amables y algunos pasajes donde se respira la felicidad (eso si, momentánea, como en la vida real...). Puede parecer un film ligero, pero nada más lejos de la realidad, pues termina siendo una historia de peso y digestión lenta, de las que dejan un poso de melancolía y tristeza, invitando a la reflexión más profunda sobre nuestro modo de vida y nuestra forma de conducir las relaciones personales. Up in the Air es una película distinta, una de esas historias bien contadas que activan algunos resortes en tus entrañas a base de cinismo, emociones sutiles, honestidad, diálogos inteligentes y personajes vivos, reales. Una película real, tan real como la vida misma.

1 comentarios:

Tani dijo...

Justo das en el blanco al definir la película como muy humana, muy real. Como dices creo que ser clasificada como comedia puede hacer que nos acerquemos a este film con otras espectativas, pero el resultado final es delicioso, inteligente y muy disfrutable. Se describen varios males sociales y situaciones que hemos vivido. Me pareció muy buena.
Un beso Diegui y buen día

Related Posts with Thumbnails