El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Bill Hinzman, el primer zombie



Con La Noche de los Muertos Vivientes, genial ópera prima rodada por George A. Romero con muchas ganas y poco dinero en 1968, se dió el pistoletazo de salida al cine de terror moderno y, de paso, constituyó el germen primigenio de un subgénero que hoy día cuenta con millones de acólitos alrededor de todo el mundo: el cine de zombies que, a lo largo de los años, ha derivado a su vez en todo un universo plasmado en cine, literatura, comic y muchas más manifestaciones culturales. Abrió un nuevo camino en lo que a terror se refiere.




Desde aquel estreno, hordas de zombies y muertos vivientes han asolado las pantallas de cine devorando miles de seres humanos que trataban de defender sus vidas del ataque de aquellos cadáveres que, sin un motivo realmente claro, se levantaban de sus tumbas con un desaforado apetito por la carne viva. Muchos han sido los tipos de zombies que se han arrastrado tras sus víctimas: resucitados por un virus, devueltos a la vida merced a extrañas radiaciones del espacio exterior, zombies que son desalojados del infierno debido al overbooking, muertos vivientes en avanzado estado de descomposición, otros que realmente se conservan muy bien, zombies lentos y torpes que a duras penas pueden gemir, humanos infectados de ojos inyectados en sangre que corren que se las pelan (y no a la inversa!), etc.


Sin duda, su rostro refleja inteligencia...


Pero siempre hay una primera vez para todo, y el caso de un zombie no va a ser diferente. Si consideramos la ópera prima de George A. Romero como la primera piedra en lo que al cine de zombies y muertos vivientes se refiere, Bill Hinzman es el primer muerto viviente de la historia, aquel ser que vuelve de la muerte, se levanta de su tumba e intenta con todas las fuerzas que le quedan acabar con la vida de Bárbara y su hermano en el cementerio durante los primeros compases de la pelicula de Romero.



La gente que vende kleenex en los semáforos puede resultar muy pesada...


...muy, pero que muy pesada......

Nacido en Coraopolis (Pennsylvania) el 24 de Octubre de 1936, William Hinzman era técnico de fotografía y todo un experto en iluminación que trabajó en peliculas posteriores de Romero. Seguramente, trabajar con semejante genio de la dirección y el cine de terror hizo que a Hinzman le picara el gusanillo de la direccion y se atrevió con dos películas que lejos quedan del sello de calidad y el espíritu de crítica social de Romero.

Se me ha roto una uña...

En 1986 dirige The Majorettes, conocida en España con el título de Una por una , que nada tiene que ver con zombies y sí con un maníaco-perturbado-obseso sexual que está asesinando una a una a las animadoras de un pequeño pueblo de Pennsylvania, y que verá como el sheriff local y un agente federal se interponen en su camino. Nada más que reseñar de esta peliculilla de postín.



Pero no contento con los resultados de su primer film (no me extraña...), decide probar suerte tres años después, en 1989, con una película de zombies, a ver si con una historia sobre los congéneres de su primer personaje en pantalla la cosa mejoraba. FleshEater se tradujo al español como, agarraos fuerte, La Venganza de los Zombies Vivientes. Otro nombre con el que es conocida es Zombie Nosh. Lo importante es que en este intento de crear un film de zombies medianamente decente, Hinzman fracasa, incluso a pesar de incluirse él mismo como actor, en un papel cuasi idéntico al que ya encarnara en La Noche de los Muertos Vivientes de Romero. La aparición de Hinzman como zombie es lo único destacable en una película realizada no a base de talonario ni ingenio, sino de ketchup, gore a raudales, y la sucesión de desnudos gratuitos con los que toda mala película que se precie debe contar para atraer a esos espectadores movidos por sus más bajos instintos...



"Abuelo, ¿has visto el Iniston?"

Así pues, el genero zombie nació en la gran pantalla en 1968, de la mano de George Romero con La Noche de los Muertos Vivientes, donde pudimos también asistir a la aparición del primer zombie moderno tal y como hoy se conocen a estas criaturas. Y hoy, cuarenta años más tarde ambos, tanto el género como el primer zombie, siguen vivos: el género zombie en plena forma, con nuevas peliculas, libros y comics que alimentan dicho universo, y Bill Hinzman paladeando los ultimos años de una vida dedicada al cine y sabedor de que será recordado para la eternidad como el primer zombie devorador de humanos de la historia del cine. Ahi queda eso!!
Related Posts with Thumbnails