El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Opening Credits: Conan el Bárbaro (1982)

Nueva entrada para esta sección un tanto olvidada y no por falta de material, la verdad, en la que comparto con vosotros aquellas secuencias iniciales de películas, también conocidas como "opening credits" o "title sequence", que merecen cierto reconocimiento y alabanza, siempre según mi parecer. Y como llevo tiempo siendo pesadito y dándoos la brasa con el próximo estreno del reboot de Conan el Bárbaro, pues nada mejor que echar la vista atrás con nostalgia y añoranza para recordar la intro del film original (Conan el Bárbaro, 1982, John Milius), una de esas películas que llevo grabadas a fuego en mi mente y en mi corazón, por muchas razones y motivos varios que no procede desgranar aquí y ahora, más que nada porque podría estar horas y horas hablando sobre lo excelsa que me parece, en muchos sentidos...

Así pues, tenemos unos míticos títulos de crédito que suponen la antesala de un espectáculo épico sin precedentes, con una de las mejores bandas sonoras de la historia (concretamente suena el contundente tema titulado "Anvil of Crom") obra del tristemente desaparecido Basil Poledouris. Lo primero que aparece ante nuestros ojos es una lapidaria frase del filósofo alemán Friedrich Nietzsche: "That which does not kill us, makes us stronger" (Eso que no nos mata, nos hace más fuertes). Tan tremendo aforismo nos deja bien claro cual va a ser uno de los pilares del film: la lucha constante en pos de la superación y, como seguramente ya sabreís si habeís visto la película, tras la venganza.
A ello tenemos que sumarle la voz en off de Mako, actor japonés que falleció en el año 2006 que hace las veces de narrador de la historia, aparte de aparecer durante la misma en el papel de un mago colaborador con la causa de Conan.  Un prólogo que ya es Historia del Cine:
 
Between the time when the oceans drank Atlantis, and the rise of the Sons of Aryas, there was an age undreamed of. And onto this, Conan, destined to wear the jeweled crown of Aquilonia upon a troubled brow. It is I, his chronicler, who alone can tell thee of his saga. Let me tell you of the days of high adventure!

Y a partir de ahí asistimos al proceso artesanal de creación de una espada, la misma espada que empuñará el padre de Conan poco después para defender a los suyos. Acero fundido e incandescente que inunda la pantalla, la hoja siendo trabajada a golpe de martillo sobre un yunque, el labrado de la empuñadura... Todo ello bajo la atenta mirada del joven bárbaro (interpretado, ya lo sabeís todos, por Jorge Sanz...), al que su padre inculcará justo después de los títulos de crédito la pasión y el respeto por el secreto del acero, en una arenga también mítica. Después vendría todo lo demás: el ataque a la aldea de Conan, éste siendo tomado prisionero y trabajando como esclavo, su liberación y, lo más importante, la incansable búsqueda de aquel que masacró a su familia y le privó de todo lo que amaba en la vida... Pero eso es otra historia...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

recomiendo este enlace
http://dreamers.com/losvaize/conan.htm

Throin

sirworth dijo...

Como todas tus reseñas, Espe, un artículo muy completo. Da gusto leer cualquiera de tus entradas sobre cine...

Calavera dijo...

Un clásico que hay que volver a ver! :D

Related Posts with Thumbnails