El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

Voyage, voyage...

Bueno, creo que ya va siendo hora de actualizar, no? XDD Entre mi escasa, por no decir nula inspiración (si, se que casi siempre estoy igual...) y unas vacaciones de ensueño por ahí en medio, tenía el blog dejado muy de lado, cosa que no me agrada, para nada, y no quiero que se desvanezca. Cuando lo abrí, sabiamente me aconsejaron cuidarlo y alimentarlo, y no voy a hacer oídos sordos a la persona que más peso tiene en mi vida. Además, te debo esta actualización cariño, y más vale tarde que nunca. Vamos allá... ;) Seguro que todos nosotros tenemos sitios que nos encantaría visitar; algunos, seguramente los menos, son desplazamientos a lugares accesibles y al alcance de la mano en mayor o menor medida; otros, la inmensa mayoría, viajes cuasi imposibles de realizar a los que dedicamos gran cantidad de sueños y suspiros... Pero, al fin y al cabo, destinos todos ellos que salpican nuestra imaginación, jalonándola de puntitos que brillan con esa luz de color jade que emana de la esperanza y el deseo de hacerlos realidad algún día. Muy bien, es preciso que esa luz esté siempre ahí, por muy débilmente que reluzca, ya que los sueños dejan de existir cuando se deja de creer en ellos. Yo tengo también mi abanico de destinos soñados. Algunos llevaban tiempo surcando mi cabeza. Otros han surgido a colación de conocer a la persona más importante de mi vida, ya que antes ni me había planteado emprender rumbo en solitario. Me ha descubierto que andaban por ahí, en algún rinconcito, y claro, el hecho de emprender viaje a esos lugares junto a ella es el mas poderoso aliciente y el barniz que dota aun mas de interés esos sitios y los hace realmente apetitosos. Por ejemplo, un lugar que siempre he deseado visitar son los EE.UU. en general. Cine, literatura, música...todo eso ha contribuido a acrecentar el deseo y las ganas de pisar suelo americano para conocer en profundidad y valorar en su justa medida un país tan gigantesco, crisol de multitud de culturas, gente, rincones, paisajes y modos de vida que, en gran medida, no se corresponden con la imagen que unos pocos, incluido líder baboso mentalmente tarado y sumamente deficiente al frente, se encargan de ofrecer. Supongo, y creo que no me equivoco, que detrás de todo ese hedor político, pestilencia autoritaria y mierda militar, hay aspectos muy muy dignos de contemplar y disfrutar. Estoy seguro. Y si diseccionamos mi ilusión por ese trozo de planeta, saldrán a relucir un buen puñado de ciudades que despiertan mi atención y que en mas de una ocasión han hecho que mis ojos se abran como platos , ávidos de conocerlas in situ y recorrerlas de arriba a abajo: Las Vegas, New York, Miami, Los Angeles, Houston, Chicago, San Diego, Boston, Dallas, Detroit, Denver, Atlanta, Nueva Orleans, Phoenix, San Francisco, Juneau, Anchorage... Cada cual con su encanto y su reclamo particular. Por hablar de una de ellas, lo haré de Las Vegas, que siempre me ha embelesado desde que yo tengo uso de razón. Es la ciudad más grande de Nevada, y uno de los principales destinos turísticos del país, debido en gran parte a sus casinos y todo lo que rodea esta ciudad en relación con el mundo del juego y las apuestas. No me va mucho el juego, pero esta claro que en alguna partidita de Black Jack o de poker habrá que participar( y ganar, que el segundo es el primero de los perdedores, y eso de que lo importante es participar, ya sabemos quien lo dijo...) Con permisividad para vender y servir bebidas alcohólicas a cualquier hora del dia, esto hace que, en franca comunión con lo anteriormente citado, se la conozca como Sin City ( ciudad del pecado ). Pero claro, allí peca quien quiere, y no es mi intención... Es su enorme atractivo vacacional y comercial lo que me atrae de esta preciosa y llamativa ciudad-luciérnaga, unido a la ingente cantidad de hoteles-casino sembrados aquí y allá, como el Caesars Palace, el Excalibur, el Stratosphere, el Paris, Luxor, Treasure Island, etc. Qué le vamos a hacer, me gusta el lujo... Una ciudad mítica, protagonista y figurante en infinidad de películas y series de televisión, algunas de las cuales no tendrían razón de ser sin ella. Además, en ella se instalo Elvis Presley a partir de 1969, concretamente en el Aladdin, ofreciendo numerosos conciertos en todo el estado y en la propia ciudad. Y ahora una pequeña confesión: alguien como yo, que se ha llegado a disfrazar de Elvis, no puede faltar a una cita con el lujo y el glamour que transpira La Ciudad del Pecado...someday!! De todos es sabido mi odio por el calor y las temperaturas altas, el sur y el modo de vida que se estila por aquí. Es por eso que alguien, graciosamente, me castigo emplazando muy muy al sur mi lugar de nacimiento y donde llevo 27 años asfixiandome. Yo, que disfruto en sitios fríos, en los no tan fríos; que me encantan los parajes nevados y con vegetación, la lluvia y las tormentas... Una putada, eso es lo que me gastó el destino colocándome aquí. En agosto, alguien muy cercano a mi comentaba en su blog su amor por los países escandinavos, y denunciaba tener pendiente un viaje por la laponia finesa siempre que encontrara a alguien lo bastante loco para acompañarla. Bien, ya lo sabes, aquí me tienes, dispuesto a acompañarte al fin del mundo. Un lugar exótico y destino apetecible, en la mejor compañía posible..., que mas se puede pedir? Yo lo firmo encantado. Esos paseos en trineo, el calor de una chimenea en una cabaña, nieve por los cuatro costados (por cierto, tiene que ser digno de contemplar ese mar blanco reflejándose en tus ojos...), temperaturas que me agradan, blanco espectáculo visual y deleite para los sentidos...Suena mejor que bien! Por otro lado, también me gustaría irme de crucero alguna vez. El mar me encanta, me impone y me fascina el saber que es lo que más se acerca al concepto de inmensidad que yo manejo, y ya he estado en alguna que otra ocasión navegando, experiencias que me dejaron un buen sabor de boca y que a veces recuerdo con añoranza. Cuando hablo de crucero, no necesito Rivieras Mayas, ni hacer escala todos los días en una ciudad del Mediterráneo, me basta con surcar el océano, ya que hay cosas mucho más dignas de contemplar desde la cubierta de un barco, llámese fiordos, fortalezas de blanco hielo, todo tipo de fauna en libertad... Me sirve y satisface todo aquello alejado del típico turismo de: uy, una palmera, foto! uy, una piña colada, foto! uy, arena blanca, foto!... Incluso, al hilo de este tema del mar y la fauna en libertad, cabe la (remota, jiji) posibilidad de una escapadita de nada a Sudáfrica, a experimentar esa, sin duda, trepidante actividad que consiste en sumergirse en una jaula de acero para contemplar y sentir de cerca las malas intenciones del mayor depredador del planeta, el gran tiburón blanco. Ya sabéis, me fascinan los tiburones, rarito que es uno... Iré buscando otra forma de descargar adrenalina no tan peligrosa y mas barata que The Shark Experience... Hasta la fecha, los documentales de La 2, en estrecha colaboración con National Geographic, han colmado mis aspiraciones. Además, esta la estupenda posibilidad de acercarse cualquier día al Oceanográfico de Valencia, que ya han pasado unos añitos desde su apertura y se pueden contemplar tiburones igualmente, ahora ya creciditos y de un tamaño respetable, y no como al principio, que mas bien parecían arenques. Y quien dice tiburones, dice delfines, otra criatura marina preciosa e inteligente, desde siempre entre mis animales favoritos; y muchas otras especies mas. Si, sin duda, algún fin de semana caerá esa escapadita... Como podéis ver, todos tenemos destinos apetecibles, viajes deseados y escapadas factibles en mente. El problema suele ser casi siempre el mismo para todos, y son dos cositas que escasean: tiempo y pasta. Con esas dos variables, me salia a mi una ecuación perfecta, y es que iba a parar por casa mas bien poquito, por no decir nunca. Pero sin duda alguna, mi viaje perfecto, el mas deseado de todos, esta aun por realizar, y es un viaje sin retorno, para el cual solo voy a sacar el billete de ida. No necesito ni ventanilla para sacarlo, porque aunque estoy haciendo cola en varias esperando a ver quien me lo oferta antes, como ultimo recurso siempre estará el adquirir ese billete en mi propia ventanilla, y sera mucho mas rápido y efectivo. Ojala que sea pronto, y quien sabe, quizás un día entréis al blog y comprobeis en mi perfil que ya no resido en ese lugar donde el destino quiso que yo naciera y permaneciera durante 27 años. Ese día sera uno de los mas felices de mi vida, os lo aseguro y adelanto. Os dejo con la canción que siempre me pongo en el mp3 cada vez que me subo al bus o al avión...

9 comentarios:

Perse dijo...

¡¡¡Si,ya te tocaba!!!
Todos los destinos que propones son apetecibles ( vamos a dejar el tema de Sudáfrica y los tiburones...): Las vegas siempre llamó mi atención,al igual que muchos lugares de Estados Unidos. Sin duda mi viaje mas soñado es el último que mencionas, y, después, una escapada a la laponia finesa...donde todo lo que mencionas tendrá lugar, si. Aunque no se cuándo, que lo del tiempo y la pasta es real como la vida misma xDDD Por de pronto, el Oceanografico se coloca como ganador de la carrera...pero es igual; hasta estar sentada en el sofa con unas palomitas me apetece si es contigo. Mua!;)

Anekea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BonScott dijo...

Si, en coma estaba, pero yo, no el blog, el no tiene culpa de nada....XDDD

Nada, parece que ya recupera sus constantes vitales, ya hago yo por que respire y su pulso vuelva a la normalidad....

Anekea dijo...

¿Doy envidia si digo que he estado en Nueva York y en Boston? Hehehehe. Bueno, viajar es uno de los mayores placeres. Conocer sitios, personas, culturas y modos de vida nuevos es una de las mejores medicinas contra la ignorancia y las mentes cerradas. Precisamente lo que decías de EE.UU. es cierto: hay cosas muy dignas en ese país, lugares preciosos, y gente liberal y abierta de mente, al contrario que el subnormal de su representante político. Aunque si hay gente que le vota, obviamente, habrá de todo.

Yo me iría a Alemania, de cabeza! Y a millones de sitios, pero por ahora me quedo con los pies en la tierra, que ya he viajado mucho en poco tiempo :)

PD: La del comentario suprimido de antes era yo, que me he liado :S

Anekea dijo...

Joder, qué lio! comentarios casi simultáneos :S

BonScott dijo...

Pues ya te habia respondido, jajajaja....

Perse dijo...

A mi me da envidia casi cualquier viaje, por que mola romper la propia rutina para conocer otros lugares. De EEUU siempre me ha intrigado la zona de Pennsylvania, aunque no sé por qué...quizá solo sea que me gusta el nombre xDDDDD

Anekea dijo...

Me recuerda a Transilvania... :[

BonScott dijo...

Transilvania me recuerda a The Rocky Horror Picture Show!!! XDD

Related Posts with Thumbnails