El bosque es un lugar demasiado oscuro y profundo, tengo promesas que cumplir y mucho que viajar antes de poder dormir...

Encuentra lo que buscas...

AC/DC y Iron Man 2, cóctel explosivo!


Iron Man sorprendió a casi todo el mundo en el año 2008 con su calidad y su potencial de entretenimiento. Resultó ser una magnífica película de superhéroes divertida, inteligente, con un guión trepidante y un humor peculiar fabricado a base de ironía y sarcasmo. Evidentemente,  también tuvo mucho que ver en su éxito la excelente interpretación de Robert Downey Jr. como Tony Stark/Iron Man, quedando asociado desde el primer momento al personaje. Una acertada elección convertida en rotundo éxito.


Como era de esperar, Marvel no iba a dejar que el filón se secase, y tiene previsto estrenar Iron Man 2 en todo el mundo el 28 de abril y en Estados Unidos el 7 de mayo. Jon Favreau repite como director, y el elenco está formado por Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Scarlett Johansson, Sam Rockwell, Mickey Rourke y Samuel L. JacksonComo podeís comprobar, un reparto de altos vuelos.


Además, Iron Man vuelve con más fuerza que nunca, ya que la banda sonora de la película estará formada por 15 temas de la mítica banda australiana AC/DC (de la cual soy ferviente admirador...). Las canciones que incluye el álbum AC/DC: Iron Man 2 son: Shoot to Thrill, Rock 'N' Roll Damnation, Guns for Hire, Cold Hearted Man, Back in Black, Thunderstruck, If You Want Blood (You've Got It), Evil Walks, T.N.T., Hell Ain't a Bad Place to Be, Have a Drink on Me, The Razor's Edge, Let There Be Rock, War Machine y Highway to Hell. El videoclip de presentación de esta banda sonora fue rodado en directo el pasado mes de diciembre en Buenos Aires (Argentina) durante la exitosa gira Black Ice Tour, e incluye imágenes tanto de la actuación en directo como de la película. Disfrutad (espero que tanto como yo...) del magnífico espectáculo, de la perfecta combinación de la fuerza de Iron Man y la potencia de AC/DC. Yeah!

WTF??? Nicholas Cage As Everyone


Nicholas Cage es un tipo que me cae genial y al que tengo un gran cariño y una enorme simpatia. Y si hablamos de sus cualidades interpretativas, jamás diré que es un mal actor. Nos ha regalado grandes actuaciones reconocidas por la crítica y el público como en Leaving las Vegas (por la que ganó en 1995 el Oscar y el Globo de Oro al Mejor Actor), Adaptation (El Ladrón de Orquídeas, por la que también estuvo nominado a los Oscars y los Globos de Oro...), Arizona Baby, Hechizo de Luna, Luna de Miel en Las Vegas... Además, personalmente me gustó muchísimo en otras películas no tan bien recibidas por la crítica como Corazón Salvaje, Con Air, La Roca o Cara a Cara, entre otras. Así que no seré yo quien diga que lo de actuar no es lo suyo.

De lo que si se le puede acusar, basándonos en sus interpretaciones más recientes, es de que últimamente no está acertando a la hora de elegir entre los papeles que le ofrecen. O quizás es que se encuentre en una situación económica que le empuja a aceptar todo lo que le cae encima de la mesa. Como dijo alguien una vez, es más duro tener que robar...

El caso es que Nicholas Cage es un actor querido y odiado a partes iguales. Yo me incluyo, como ya os he dicho, entre los primeros. Y el que también se encuentra en el grupo de los que disfrutan con el sr. Cage es el creador del blog Nic Cage As Everyone, un lugar donde, en clave de humor, podemos ver a Nicholas Cage haciendo de prácticamente todo el mundo (y cuando echeís un vistazo a los montajes me entendereís mejor). El autor del blog comenta textualmente que su idea comenzó con "la creencia de que todo iría un poquito mejor si pusieramos en la vida un poco más de Nicholas Cage, un actor único, de los más versátiles de su generación". Merece la pena visitar el blog y echar un vistazo a las fotos de Cage, muchas de las cuales son para desternillarse de la risa. Yo os voy a dejar con algunas de las más logradas y con un video que recopila muchas de ellas...

Nicholas Cage as Yoda

Nicholas Cage as BuzzLightYear

Nicholas Cage as The Jonas Brothers

Nicholas Cage as a Moai

Nicholas Cage as The Beatles

Nicholas Cage as MiniMe

Nicholas Cage as Frodo


I CONCURSO DE MICRORRELATOS SMs



La editorial SM, con motivo de la celebración de la 32ª Edición de los Premios de Literatura Infantil y Juvenil El Barco de Vapor y Gran Angular, convoca en España el I Concurso de Microrrelatos SMs.

Bueno, he decidido presentarme a este concursillo de microrrelatos a ver si tengo suerte. Aquí os dejo el enlace al microrrelato que he enviado yo, titulado "Renacimiento". El relato tiene que comenzar con la frase "No quedaban libros...", y no puede exceder de los 160 caracteres. Como es cortito, lo voy a poner aquí también:

No quedaban libros ni quedaban lectores. 
No quedaban ojos útiles ni tampoco escritores. 
La voz fué tinta, la memoria, papel, 
y los mitos sobrevivieron al derrumbe de la Historia...

Si es de vuestro agrado, en ese enlace podeís votar por mí. Un Jurado nombrado por SM votará y escogerá el microrrelato ganador, de entre los 20 microrrelatos más votados por los usuarios. A ver si con un poco de suerte mi relato puede colarse entre esos veinte relatos más votados y puedo optar a los premios, que consisten en seiscientos euros (600 €), un lector de e-books y la posibilidad de asistir acompañado por una persona al evento de entrega de los Premios “El Barco de Vapor” y “Gran Angular” que tendrá lugar en Madrid, el día 9 de marzo de 2010.

Os dejo también un enlace a las BASES DEL CONCURSO, donde podeís informaros y, por supuesto, animaros a participar. Gracias por vuestra ayuda!!!

Avatar ya es la película más taquillera de la historia; ¿vuelven los Gremlins?; Luna Nueva, gran candidata a los Razzies...




Vamos con un puñadito de noticias del  mundo del celuloide, que estamos acabando el primer mes del recién estrenado 2010 y hay que ponerse al dia...

James Cameron es un monstruo del celuloide, un visionario del mundo del espectáculo cinematográfico. Treinta y nueve dias le han bastado a su última creación, Avatar, para convertirse en la película más taquillera de la historia, batiendo el récord que el mismo Cameron tenía en su poder desde hace trece años con Titanic. Las cifras oficiales son, a fecha de hoy, sorprendentes: Avatar ha recaudado 1858,8 millones de dólares en todo el mundo, superando los 1843,2 millones de dólares que recaudó Titanic. Todo esto después de erigirse como la película más cara de la historia, y la más rápida en conseguir los 1.000 millones de dólares de recaudación (superando a El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey). Veremos si esa ingente e insultante cantidad de dinero le sirve para arrasar también en los Oscars, porque es evidente que al igual que la velocidad no tiene nada que ver con el tocino, las recaudaciones de otra dimensión no suelen ser sinónimo, por lo general, de calidad cinematográfica. Eso sí, James Cameron tiene su mérito y un increible olfato para los negocios, y ya piensa en una trilogía...



Sam Worthington está teniendo un inicio de año excelente y bastante movidito. Después de su jugoso papel en  Terminator Salvation y de protagonizar la película más taquillera de la historia (ahí queda eso!), tiene todavía pendiente de estreno la esperada Clash of the Titans, y ya suena para protagonizar la nueva película de Alex Proyas, que no es otra que Drácula: Year Zero, film en el que Worthington encarnaría al mísmisimo conde. Al parecer, el film narraría los orígenes de la leyenda del mítico vampiro, revisionando la historia de Vlad el Empalador con algunas licencias históricas. Miedo me da...



Y si hablamos de echarnos las manos a la cabeza, tenemos que hablar de los Gremlins. Al parecer se están planteando realizar una nueva película que tenga como protagonistas a estos simpáticos y aterradores bichitos, aunque no especifican si será un remake (como manda la moda actual en Hollywood...) o una nueva historia. Lo único confirmado es que la película será en 3D para aprovechar así el tirón de las nuevas tecnologías donde, tristemente, lo único interesante parece ser el causar impacto y sobresalto en el espectador a base de arrojarle cosas a la cara. Como veís, ni los mitos son respetados y Gizmo, Spike y compañia pueden volver a la pantalla, e incluso salir de ella!. Pase lo que pase, recordad las tres reglas...



Poco a poco se acerca la hora de los Oscars (este año, la gala será el 7 de Marzo...), ello conlleva que, como es tradición desde hace unos años, un dia antes se celebre la entrega de los Premios Razzies, la antítesis de los premios de la Academia, donde serán premiadas la peor película, la interpretación más horrosa, la dirección más funesta...ya me entendeís... El 1 de Febrero saldrá la lista de candidatos oficiales a estos curiosos premios, pero ya podemos ir adelantando que tres son las grandes candidatas para acaparar un saco de nominaciones: G.I. JoeTransformers 2 y, sobre todo, la infumable Luna Nueva, que parte como "favorita" y podría optar a los galardones de Peor Película, Peor Secuela, Peor Guión, Peor Director, Peor Pareja en Pantalla y Peor Actor de Reparto. Casi nada!! Y todas ellas merecidísimas...El Especialista Mike os desea toda la suerte del mundo!!!

Os dejo con un poco de humor: el tráiler de Luna Nueva doblado por Joaquín Reyes: un resultado chanante!!!

What The Fuck??? La Vida - Félix Felices




Un año más tenemos el festival de Eurovisión a la vuelta de la esquina. Miles de personas votan con dedicación en la web de RTVE con la ilusión de que sea su favorito el que nos represente en ese certamen musical donde la calidad de los participantes, al menos los que viajan desde España, es lo de menos. Aficionados de tres al cuarto procedentes de Operación Triunfo, pseudoperiodistas que ejercen de tertulianas de programas del corazón y frikis variados copan las listas de candidatos buscando hacerse un hueco cueste lo que cueste,  no ya en el mundo de la canción, sino en el televisivo universo del espectáculo, aún a costa de dejarse su propia dignidad en el camino.




El personaje que os presento a continuación es bastante peculiar. Félix Felices es un agricultor aragonés de Herrera de los Navarros, un pequeño pueblo (bastante bonito por lo que he podido ver...) situado a unos sesenta kilómetros de Zaragoza. El buen hombre dice que la música siempre ha sido su hobbie y que ha cantando mucho en el campo mientras trabajaba, pero que su experiencia con un micrófono en la mano es más bien escasa. Le creemos. Félix dice que, como mucho,  ha participado en algún que otro concurso de karaoke y ha formado parte de cuadrillas de amigos, pero nada en plan profesional. Pero os voy a dejar con un par de vídeos para conocer mejor a nuestro entrañable personaje. Uno es una entrevista del programa Aragón en Abierto, y el otro la presentación que el propio Félix hace de su tema candidato, titulado "La Vida":





He de reconocer que Félix me ha caido bastante simpático desde el principio. Este señor canta desde que era un crio y ha hecho de la música y la canción su hobbie, una vía de escape cuando el camino se hace cuesta arriba y el trabajo le abruma. Desde siempre ha cantado para él mismo, sin ninguna otra pretensión que la de animarse en sus largas jornadas como agricultor. El nuevo formato de RTVE a la hora de seleccionar candidatos para Eurovisión le animó a presentarse, y ni corto ni perezoso compuso una canción bastante autobiográfica en la letra, encontró a alguien que le hizo los arreglos musicales y ahí está, intentando alcanzar su sueño. Eso sí, lo hace desde la humildad y el esfuerzo. Félix no es famoso ni tiene tras de sí a una cadena de televisión tan poderosa como Telecinco que inunda su programación de cuñas publicitándole. Evidentemente, Félix no va a resultar ganador, es un friki simpático pero austero y sencillo. Lleva un jersey al más puro estilo Evo Morales y un peluquín de cabello sintético que se atisba desde kilómetros. Como habeís podido observar, no tiene asesor de imagen ni estilista, ni lo necesita. No es uno de esos productos televisivos prefabricados para ganar audiencia y engrosar las arcas de ninguna cadena privada. Vamos a concederle a Félix la oportunidad de escucharle y después analizaremos la letra, porque tiene miga:



A una chica le dije: ¡Que dura la vida es!
Ella contestó: En la vida, hay que luchar...

La introducción que nos hace de su tema nos recuerda al mejor Nino Bravo. Podemos comprobar que la queja que Félix propone demuestra que no está pasando por un buen momento, y que la chica que le está escuchando intenta animarlo a luchar y seguir adelante. No sabemos si el bajo estado anímico de Félix responde a un fallido intento de entablar una relación formal con la susodicha y a las posibles calabazas que ésta le diera. Es un misterio que nunca descubriremos...

Haz caso a los padres en aquello que te digan,
y si no te lo dijeran, aprende tú de la vida.

El consejo de Félix es de agradecer. Nos invita a recurrir a nuestros progenitores para solucionar  problemas, a plantearles nuestras posibles dudas frente a cualquier tema, y a aprovechar su supuesta experiencia, fruto de los años vividos. Siempre hay un pero, y en este caso, si nuestros padres no tienen la respuesta para aquello que les planteamos, es nuestro puto problema y tenemos que buscarnos la vida como sea, aprendiendo de la vida, y si nos equivocamos, pues nos hemos equivocado y a otra cosa, mariposa.

Lucha, trabaja y vive, pues es tu deber
Lucha, trabaja y vive, es tu obligacion
Lucha, trabaja y vive, y seras feliz!

El estribillo es brutal, una estrofa realmente pegadiza y que si te descuidas queda grabada a fuego en tu memoria y puedes pasar el día tarareándola. Félix hace especial hincapié en la lucha diaria y el trabajo como pilares fundamentales para alcanzar la felicidad en la vida. De hecho, nuestro simpático amigo considera el trabajo como un deber y una obligación (como bien recoge nuestra Constitución...). Este estribillo se torna un tanto siniestro cuando lo imagino sonando a todo trapo en cualquier infame campo de concentración nazi, en cuyas puertas se podía leer aquello de "El trabajo os hará libres..." Simplemente demencial.

Por toda clase de caminos anduve,
cosas gratas encontré,
largos y dificiles caminos,
siempre más arena que cal.

Esta parte resume la gran experiencia de Félix a lo largo de su vida, curtido en cien mil batallas y experto en descubrir el lado menos amable y más amargo de la existencia humana, plasmado de forma magistral en la metáfora "siempre más arena que cal".  Gran verdad la de este filósofo maño.

Y entre tantos altibajos tiempo tuve para recordar
que en la vida, siempre, siempre, hay que luchar.

Por suerte, y ante todo ese aluvión de contratiempos y vicisitudes, Félix esta muy avispado y hábil para recordar la frase que aquella chica del principio le regaló a modo de consejo, y que no es otra que "siempre, siempre, hay que luchar". Con tanta lucha, la cosa empieza a tomar tintes revolucionarios.

Lucha, trabaja y vive, pues es tu deber
Lucha trabaja y vive, es tu obligacion
Lucha trabaja y vive, y seras feliz!

De nuevo el estribillo infernal, contagioso cual virus de la Gripe A, que se instala en nuestra cabeza lenta, pero inexorablemente...

Y alguna vez serás feliz!!

El punto final llega en forma de enorme sentencia que nos deja un sabor agridulce. Félix nos anuncia que alguna vez seremos felices, pero no lo asegura, ni nos dice cuándo. Sería una verdadera lástima no alcanzar la felicidad despues de tanta lucha y tanto trabajo y que nuestro esfuerzo cayera en saco roto. Voy a volver a escucharla para empaparme una vez más del mensaje, y eso deberían hacer todos los españoles, que no puede ser que haya tanto paro en este país!!! Luchad, trabajad, vivid, es vuestro deber, vuestra obligación, y así sereís felices!!!!

NOTA: Disculpad la ida de olla, pero desde que supe de la existencia de este caballero no consigo quitarme de la cabeza ni su jersey, ni su peluquín, ni el glorioso tema que ha compuesto. Prometo ser más serio la próxima vez, pero mi lado friki clamaba al cielo...

Desafío Total (Paul Verhoeven, 1990)




Título original: Total Recall
Año: 1990
Duración: 110 minutos
Dirección: Paul Verhoeven
Guión: Ronald Shusett, Dan O´Bannon, Gary Goldman, Jon Povill, basado en el relato de Philip K.Dick "We Can Remember It For You Wholesale"
Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Sharon Stone, Michael Ironside, Ronny Cox, Rachel Ticotin

Mueve el culo hacia Marte...



Estamos en el año 2084. Douglas Quaid (Schwarzenegger) es un simple obrero de la construcción que aparentemente lleva una vida tranquila y feliz junto a su esposa. Pero noche tras noche Doug sueña que es otro hombre y que tiene otra vida muy distinta de la que vive en realidad. De hecho, los últimos avances tecnológicos permitirán que Doug haga realidad sus sueños y recuerde haber estado en el Planeta Rojo llevando la vida de un agente secreto, con una mujer que no es la suya y con el trasfondo de una terrible conspiración. Pero...¿y si Douglas Quaid estuvo realmente en Marte trabajando como espía? ¿Que ocurre si los nuevos recuerdos implantados no hacen sino sacar a flote aquellos que eran verdaderos pero habían sido supuestamente borrados de su memoria?



Este es el punto de partida de Desafio Total, la espectacular adaptación cinematográfica por parte de Paul Verhoeven del relato de Philip K.Dick "We can remenber it for you wholesale", donde la base argumental es la misma que en la mayoría de sus novelas: el descubrimiento por parte del personaje principal de que subyace una realidad escondida debajo de todo aquello que hasta entonces consideraban verdadero. Quizás esta premisa tan profunda en su planteamiento quede un poco minimizada en Desafío Total en favor de un entretenimiento puro y duro...Y que quereís que os diga, bendita banalización, porque con ese toque Verhoeven de espectáculo futurista y acción sin tregua el film se instaló directamente y para siempre en los anales del buen cine de ciencia ficción.



El ritmo de Desafío Total es endiablado, y una vez ha arrancado, apenas si nos ofrece algún respiro. La trama coge velocidad tras los primeros veinticinco minutos y ya no parará hasta el desenlace, ofreciendo un frenético espectáculo visual repleto de persecuciones, tiroteos  y secuencias de acción memorables para los aficionados a la ciencia ficción. Además, es un film que no ha envejecido nada más y es tan disfrutable hoy en día como lo era el día de su estreno. Paul Verhoeven volvió a demostrar que cuando se trata de conjugar ciencia ficción, acción y violencia, es único, como ya demostrara con Robocop o Starship Troopers (una enorme película muy infravalorada...). Los efectos especiales son excelentes, contribuyendo a apuntalar la credibilidad y calidad del film. Tan apabullantes resultaron en su época que de entre todas las películas estrenadas esa temporada, la Academia de Hollywood eligió a Desafio Total como la única nominada para el Oscar en esa categoría aquel año resultando, por tanto, ganadora automáticamente ante la ausencia de competencia. Memorables son las escenas de Quaid disfrazado de señora despojándose de la máscara, él mismo sacándose el transmisor a través de la nariz, o la aparición de Kuato, el líder mutante.



Encabezando al reparto tenemos al ilustre Arnold Schwarzenegger en uno de sus mejores papeles donde, además de repartir mamporros (cosa a la que nos tenía muy bien acostumbrados) se esfuerza notablemente en un intento de dotar de pinceladas dramáticas a Douglas Quaid, un personaje lleno de matices más allá de la presencia física requerida dado el alto nivel de acción presente en el film. Acompañan muy bien a Schwarzenegger dos personajes femeninos de enorme carácter y fortaleza, tal y como el señor Verhoeven suele retratar a las mujeres en sus películas. Lori y Melina son en Desafío Total las dos caras de la moneda. La bellísima y sensual Sharon Stone brilla con luz propia como Lori, atlética arpía, mujer fatal y esposa ficticia de Quaid, en una interpretación previa a su metamorfosis en icono sexual de la historia del cine, otra vez de la mano de Verhoeven en la genial Instinto Básico. Rachel Ticotin es Melina, la chica buena de la pelicula, tan guerrera y peleona como su querido Quaid.



Los villanos, como en toda gran cinta de acción que se precie, rayan a gran altura. Ronny Cox es Cohaagen, el prepotente, egocéntrico y genocida dictador que gobierna en Marte al que poco le importan las vidas de los colonos mutantes. Cox repite en un papel similar al que interpretara en Robocop, y demuestra que se le da muy bien hacer de cabronazo (mítica su frase "-Volaré todo esto y estaré en casa a tiempo de tomar la leche con galletas"...). Michael Ironside es Ritcher, mano derecha de Cohaagen, uno de esos esbirros fieles con cara de perdonavidas y bastante mala leche que transforma la persecución de Quaid en algo personal ("-Quiero que ese cabrón muera"..."-Te entiendo muy bien. No me gustaría que un tío como Quaid se tirara a mi mujer"). Pero digamos que la cosa se le va de las manos...
 

 
¿Y quién no recuerda la excelente banda sonora? La partitura de Jerry Goldsmith es toda una joya no sólo de las bandas sonoras del cine de acción, sino de la música de cine en general,  mezclando la orquesta sinfónica con la música electrónica de forma magistral, obteniendo un resultado contundente, intenso y futurista. A ello contribuye el impactante y apocalíptico tema introductorio, una pieza soberbia que anticipa el espectáculo visual que estamos a punto de contemplar cuya celebridad se vió reforzada en España cuando Canal + lo utilizó como intro para las retransmisiones de sus partidos de fútbol. Un clásico indiscutible, sin ninguna duda.
 


Resumiendo, un impecable ejercicio de ciencia ficción, con un argumento original y un montaje y una dirección geniales, cortesía de un Paul Verhoeven en estado de gracia por aquel entonces, que se sirve del mejor Schwarzenegger para parir un clásico de los ´90 divertido, frenético y que ha envejecido muy bien. Otra joya imprescindible que confirma que cualquier tiempo pasado (al menos en cuanto a cine se refiere...) fué mejor...

Up in the Air (Jason Reitman, 2009)



Título original: Up in the Air
Año: 2009
Duración: 108 minutos
Dirección: Jason Reitman
Guión: Jason Reitman y Sheldon Turner, basado en la novela de Walter Kirn.
Intérpretes: George Clooney, Vera Farmiga, Anna Kendrick, Jason Bateman, J.K.Simmons, Zach Galifianakis, Danny McBride.

"Mientras más lento nos movemos más rápidos morimos"

Ryan Bingham trabaja en una compañia que se dedica a despedir gente de sus trabajos. En una época de auténtica crisis mundial, su profesión está al alza y vive continuamente viajando de un lado a otro del país acumulando millas en su tarjeta de cliente especial de American Airlines. Sin amigos, sin hogar, y sin acordarse para nada de su familia, Ryan Bingham disfruta de su trabajo y de una serie de situaciones que para cualquier persona supondrían una pesadilla. Es completamente feliz desprovisto de raíces y ataduras. Un día conoce a Alex, su homólogo femenino que parece compartir su visión de la vida. Además, en el trabajo le asignan a una joven compañera cargada de ilusiones. La inclusión de estos dos factores en la ecuación de Bingham hará que comience a plantearse muchas cosas acerca de las relaciones, las personas y su forma de vida hasta ahora...



Después de Gracias por Fumar y de Juno (a mi parecer tremendamente sobrevalorada...), Jason Reitman vuelve con una película a caballo entre la comedia y el drama ambientada en el  panorama que se abre a nivel mundial merced a la crisis en la que estamos inmersos. A partir de ahi, Reitman construye una historia que pone el dedo en la llaga del mundo empresarial, donde el desprecio de las compañias hacia sus empleados está a la orden del día. También es una buena instantánea del frio mundo de los ejecutivos, personajes que viajan de aeropuerto en aeropuerto con una agenda repleta de nombres pero sin relaciones sociales sólidas de carne y hueso, casi condenados a saborear su éxito a solas, sin compartirlo con nadie que tenga relativo peso sentimental en sus vidas. Lo que en un principio parecía ser una comedia sobre un tipo peculiar con curiosos procedimientos deviene en un melodrama romántico soportable (ya que no es demasiado empalagoso) para, finalmente, acabar siendo una amarga reflexión sobre la vida, las relaciones personales y la soledad. La labor de Jason Reitman como director es más que correcta, confirmando lo que apuntaba en sus dos trabajos anteriores, y no es otra cosa que el alentador futuro que tiene ante sí en el mundo del celuloide. Evidentemente, el guión, sólido y bien construido, sin apenas flecos sueltos, contribuye a facilitar la correcta dirección de Reitman y , sobre todo, a apuntalar el buen producto final que es Up in the Air. Es un libreto inteligente basado en temas profundos como la soledad del ser humano, la inestable situación del mercado laboral actual, la dificultad que entrañan las relaciones familiares y lo dificil que es encontrar a una persona a tu medida con la que pasar el resto de tu vida.



Un buen director y un guión jugoso son las dos terceras partes para obtener una buena película. La tercera parte, necesaria para el resultado satisfactorio del film, es el reparto. En Up in the Air tenemos como protagonista principal a George Clooney interpretando uno de los mejores personajes de su carrera. Para meterse en la piel de Ryan Bingham, Clooney lo tuvo fácil: le bastaba con ser él mismo. Bingham es un tipo solitario, un soltero de oro, un hombre que huye del matrimonio y se escuda en su ajetreada vida para huir de todo compromiso. Pero cuando se le presentan ciertos cambios en su forma de trabajar, Bingham presiente que quizás haya llegado la hora de dar un giro de ciento ochenta grados a su vida. George Clooney sostiene sobre sus hombros gran parte del peso de la película, transmitiendo a la perfección y con convicción la soledad simpática del personaje que Jason Reitman tenía en mente, un personaje al que envidias en un principio para acabar compadeciéndote de él.



Las dos patas restantes del trípode interpretativo son Vera Farmiga y Anna Kendrick. La primera cumple a la perfección como alter ego femenino de Clooney, hasta el punto de que se define a si misma con una frase demoledora y contundente: "Piensa en mí como en ti, pero con vagina", le comenta Alex, su personaje, a Binghman. Y así es: Alex es una mujer elegante y sofisticada, bastante sobria, que busca una pequeña válvula de escape de su vida y encontrará en Ryan el instrumento perfecto, la horma de su zapato. Anna Kendrick borda el papel de joven ejecutiva agresiva un tanto patosa, emprendedora y con ganas de comerse el mundo, que poco a poco se irá despojando de esa dura máscara para mostrar toda su vulnerabilidad en un mundo hostil y nada agradable donde las cosas no son tan fáciles como aparentaban ser, y acaba por conmover al personal. A ver si esta chica se quita el lastre de haber participado en la saga Crepúsculo. Jason Bateman y J.K.Simmons destacan entre el resto del reparto: el primero como jefe de Clooney, el segundo como uno de los empleados que serán despedidos por el método tradicional, en una escena memorable digna de recordar.



Lo acertado sería no acercarse a Up in the Air dispuesto a disfrutar de una comedia porque, aunque al principio pueda parecer que estamos ante un nuevo film en la línea de Juno, con el paso de los minutos la cosa cambia y la cinta se asemeja a la realidad cotidiana, llena de sinsabores y pasos en falso que alternan con momentos más amables y algunos pasajes donde se respira la felicidad (eso si, momentánea, como en la vida real...). Puede parecer un film ligero, pero nada más lejos de la realidad, pues termina siendo una historia de peso y digestión lenta, de las que dejan un poso de melancolía y tristeza, invitando a la reflexión más profunda sobre nuestro modo de vida y nuestra forma de conducir las relaciones personales. Up in the Air es una película distinta, una de esas historias bien contadas que activan algunos resortes en tus entrañas a base de cinismo, emociones sutiles, honestidad, diálogos inteligentes y personajes vivos, reales. Una película real, tan real como la vida misma.

Tokyo Blues-Norwegian Wood (Haruki Murakami)



Título original: Norwegian Wood ( ノルウェイの森 )
Autor: Haruki Murakami
Fecha de publicación: Junio de 2005
Nº de págs: 381
ISBN: 978-84-8383-504-3

He de confesar que la primera vez que tuve noticias de Murakami fué leyendo El Errante, el blog de mi amigo Alcorze, quien ya había tenido la oportunidad de leer varias de las obras de este autor nipón, y me decidí a leer algo de él en base a sus comentarios y recomendaciones. Y fué todo un acierto, asi que gracias, Emilio!

La historia comienza cuando Toru Watanabe, un ejecutivo de treinta y siete años, está llegando a Hamburgo en avión. Justo antes de que su vuelo aterrice, escucha por los altavoces del avión el tema Norwegian Wood, de los Beatles, el cual le hará viajar atrás en el tiempo y evocar una época muy concreta de su vida: su adolescencia, cuando apenas tenía diecinueve años y comenzaba sus estudios en la universidad. Rememorará las relaciones que marcaron esa etapa de su vida, su particular búsqueda del equilibrio y la necesidad de encontrar su sitio en el mundo.



El argumento puede parecer simple, pero la hipnótica capa con la que está lacada la historia hace que una vez empecemos, nos resulte dificil dejar de leer las vivencias de Watanabe, cuyo día a día se convierte en la principal arma de Murakami a la hora de engancharnos. En este caso prima la historia sobre el estilo, con una sencillez aplastante y sin ningún tipo de adorno en el lenguaje. Asistiremos a los primeros pasos de Watanabe en la residencia de estudiantes y cómo establece relaciones personales con amigos, compañeros y, sobre todo, con dos chicas: Naoko y Midori, que aunque puedan parecer diferentes, tienen muchos puntos en común: jóvenes, atractivas, espontáneas y un tanto inaccesibles. Además de este trío protagoniasta, tenemos al único amigo que Watanabe tiene en la residencia, Nagasawa, un tipo bastante vanidoso y prepotente que cuenta sus conquistas por decenas, y a Reiko, una mujer especial que ejerce las veces de tutora de Naoko.

La de Toru Watanabe es una historia de supervivencia en la que el protagonista, todo un antihéroe, intenta sobrevivir a su etapa adolescente y cruzar con éxito la frontera que le llevará al mundo de los adultos. En su camino se enfrentará a una tormenta de sentimientos, de dudas, de seres humanos imperfectos pero llenos de vitalidad que buscan su lugar en el mundo en ese periodo vital tan concreto y crucial que es la adolescencia. Watanabe descubrirá el precio que hay que pagar a veces en la juventud cuando se toman ciertas decisiones, asi como el peso de las relaciones entre personas, que a veces puede suponer toda una pesada carga, y otras un empujón para recorrer de forma más ágil el camino de la vida. Perfectamente narrada con ese enorme flash-back, la historia está aderezada con múltiples referencias musicales y literarias.



Tokyo Blues engancha desde el principio. No será la mejor novela de la historia, pero si es un relato precioso y lleno de sentimiento sobre la vida y la muerte, sobre el amor, el sexo y las relaciones personales, encuadrado en esa turbulenta etapa de la vida por la que todos pasamos y en la que se forja buena parte de nuestro destino y carácter merced a las decisiones, equivocadas o no, que tomamos durante la adolescencia. Y la vez es una historia tranquila, que transmite paz y sosiego, sin estruendos ni salidas de tono, sin dramatismos a pesar de que versa sobre temas trascendentales. Y presente en cada rincón, en cada párrafo, la libertad, que se respira en cada pasar de página como leit motiv, como auténtica musa inspiradora de Murakami y de Watanabe.

Os dejo con la canción de Los Beatles que da título a la novela, Norwegian Wood, una de las múltiples genialidades de John Lennon. En España la novela se tituló Tokyo Blues, que si bien puede sonar más comercial, no tiene nada que ver con lo que Murakami nos cuenta. Junto al tema musical, una frase que me encantó. Espero que disfruteís de la novela, porque sin duda es un texto para paladear, degustar y sacar conclusiones positivas sobre el arduo camino que supone la vida...

Si leyera lo mismo que los demás acabaría pensando como ellos. ¡El mundo está lleno de mediocres!

And the winner is...El Especialista Mike!


Bueno, hace una semana os pedía vuestro voto para El Especialista Mike en una curiosa y original competición: La Batalla de los Blogs. Hoy sólo puedo agradeceros a tod@s vuestro apoyo y daros las gracias por vuestros votos. Entre tod@s habeís conseguido que este humilde blog salga victorioso de tan singular combate frente a un blog muy interesante y de calidad, Proyecto Naschy. La cosa ha estado reñida hasta el final. Enhorabuena también al adversario porque ha podido ganar cualquiera de los dos.

Y a vosotros, chic@s, vuelvo a repetiros que sois el combustible, el motor y las ruedas de este pequeño trozo de ciberespacio donde me gusta hablar de cine, música, libros e incluso, a veces, hasta de cosas mías. Vuestro apoyo no es sino otro empujoncito más para seguir adelante. Gracias!!!!


Zombies (antología de John Joseph Adams)



Título original: The Living Dead
Autor: recopilación de John Joseph Adams
Fecha de publicación: 19 de noviembre de 2009
Nº de págs: 670
ISBN: 84-450-7762-7

Me encanta leer y me gustan los zombies, así que era imposible que no cayera en mis garras esta antología de John Joseph Adams, quien nos trae treinta y una historias que tienen a los muertos vivientes como protagonistas, o bien están relacionadas directa o indirectamente con ellos. El volumen reúne historias de autores tan conocidos y prestigiosos como Stephen King, Dan Simmons, George R.R. Martin, Joe Hill, Neil Gaiman... y relatos de escritores no tan conocidos pero no por ello exentos de calidad, como es el caso de Darrell Schweitzer o Joe Lansdale, entre otros.

Gracias a esa gran variedad de autores y, por tanto, de estilos, el tema zombie es abordado desde múltiples perspectivas, existiendo relatos para todos los gustos. Lo mejor será que os de algunos datos sobre cada relato y autor, además de mi humilde opinión en cuanto a las historias, ya que hay algunas realmente fabulosas y dignas de elogio.



La Foto de la Clase de este Año, de Dan Simmons (This Year´s Class Picture, 1992).  Este relato abre el fuego y lo hace poniendo el listón muy alto. No en vano, este relato fué ganador del premio Stoker y el World Fantasy, entre otros. Simmons narra cómo la señorita Geiss sobrevive a un apocalipsis zombie haciendo lo que siempre ha hecho: dar clase, pero esta vez a unos alumnos muy especiales. Es uno de los relatos que más me han transmitido, una historia realmente sencilla pero efectiva que consiguió conmoverme. 10/10

Planes de Emergencia Zombie, de Kelly Link (Some Zombie Contingency Plans, 2005). La historia de la escritora Link es una de las que menos me ha gustado, y seguramente porque el tema de los zombies sirve como telón de fondo para la verdadera historia, para nada fantástica, donde los muertos vivientes son una obsesión del protagonista. Probablemente, en otro tipo de recopilación hubiera funcionado mejor... 6/10

Muerte y Sufragio, de Dale Bailey (Death and Suffrage, 2002). Un asesor político prepara la campaña de su candidato cuando, sorprendentemente, los muertos se levantan de sus tumbas con el supuesto objetivo de ejercer su derecho al voto. El argumento de esta historia me sonaba muchísimo y,  efectivamente y tras investigar un poco, descubrí que el relato originó un episodio de Masters of Horror, titulado Homecoming y dirigido por Joe Dante en 2005. Tanto el relato como la adaptación de TV suponen una feroz crítica a las hipotéticas manipulaciones de los votos de aquellos que ya no están entre nosotros y de lo fría que resulta la política en ocasiones, donde todo vale con tal de alcanzar el objetivo. 8/10

Flores, de David J.Schow (Blossom, 1989). En esta peculiar historia nos encontramos con una explosiva mezcla de violencia, sexo y sangre a partes iguales que no dejará a nadie indiferente. No en vano, el relato es obra de David J.Schow, quien acuño el término splatterpunk de forma irónica y que sirvió para referirse a ese género de terror donde abunda la descripción gráfica de sexo violento, sangre y gore, que es lo que realmente llama la atención de este relato. Para los que no les atraiga, al menos es corto. 7/10

El Tercer Cadáver, de Nina Kiriki Hoffman (The Third Dead Body, 1993). Esta es una historia de asesinatos, pero desde el punto de vista de una víctima muy especial que, como bien estaís pensando, regresa de la tumba para "acusar" con su dedo muerto a su asesino. 6/10

Los Muertos, de Michael Swanwick (The Dead, 1996). ¿Una historia con zombies en un futuro donde se convertirán en una mercancía al servicio del ser humano? Esto es lo que ocurre en este relato donde los muertos son resucitados a nivel industrial  por un grupo de elitistas empresarios, siendo usados incluso como juguetes sexuales. 7/10

El Niño Muerto, de Darrel Schweitzer (The Dead Kid, 2002). Uno de los mejores relatos, basado ligeramente en hechos reales acontencidos en 1957, cuando un niño fué encontrado muerto dentro de una caja en Philadelphia, crimen que aún hoy en dia sigue sin resolver. El autor ha conseguido reproducir de forma genial la sociedad y el modo de vida americano de la época, matón incluido, con un tono literario que recuerda bastante a El Cuerpo, de Stephen King. Un relato conmovedor a la vez que escalofriante. 10/10

El Zombie de Malthusian, de Jeffrey Ford (Malthusian´s Zombie, 2000). Un buen relato que tiene su origen en una serie de teorias psicológicas y que, como el mismo autor reconoce, tiene un interesante sabor clásico a Poe que es de agradecer. Una historia de ciencia, lavados de cerebro y oscuras intenciones gubernamentales. 7/10

Cosas Bellas, de Susan Palwick (Beautiful Stuff, 2004). Zombies, políticos de dudosa moralidad y el trasfondo del 11-S repiten de nuevo en esta historia. Rusty es un zombie dispuesto a demostrar que aún estando muerto se pueden solucionar aquellas meteduras de pata que cometió en vida, o al menos, intentar redimirse. 6/10

El Síndrome de Estocolomo, de David Tallerman (Stockholm Syndrome, 2007). Cuando irrumpe en escena el apocalipsis zombie, nosotros, espectadores y lectores aficionados al género, nos sentamos y disfrutamos del espectáculo. El protagonista de esta historia también decide sentarse a observar, con las consecuencias que ello conlleva. 6/10



Bobby Conroy regresa de entre los muertos, de Joe Hill (Bobby Conroy Comes Back From The Death, 2005). Este relato ya tuve la oportunidad de leerlo en la antologia de Joe Hill titulada Fantasmas. Es un relato correcto, un homenaje al cine de zombies y a su creador, George A.Romero. Encuadrado dentro de una antología dedicada a los muertos vivientes pierde un poco, ya que de nuevo, el tema zombie no deja de ser un lienzo muy diluido que sirve de fondo a una historia que nada tiene que ver con nuestros putrefactos amigos. 6/10

Los que buscan el Perdón, de Laurell K.Hamilton (Those Who Seek Forgiveness, 2006). Anita Blake (quien a posteriori se ha convertido en un personaje icónico de su creadora) es una mujer que se gana la vida resucitando a los muertos para que sus seres queridos se despidan de ellos, para que colaboren en identificaciones policiales, etc. El lado negativo es que a veces las cosas no son lo que aparentan ser. 7/10

Hermosa como la Noche, Norman Partridge (In Beauty, Like The Night, 1992). Un nuevo punto de vista sobre el fenómeno zombie, con un curioso antihéroe, una especie de Hugh Heffner en sus años mozos, que trata de evacuar a su isla paradisíaca a su equipo de fotógrafos y, como no , de chicas. 7/10

La Pradera, de Brian Evenson (Prairie, 1997). El explorador Cabeza de Vaca, y Werner Herzog y su película "Aguirre, la Cólera de Dios" fueron dos de las fuentes de inspiración de Evenson a la hora de escribir este relato, al que añadió un poco del ingrediente secreto (léase, zombies) para obtener una historia bizarra y salvaje. 7/10

Todo es Mejor con los Zombies, de Hannah Wolf Bowen (Everything is Better with Zombies, 2006). En mi opinión es de los relatos menos atractivos de la antología. No llegó a engancharme en ningún momento y el tema zombie es un ligero soplo que se desvanece sin erizarte el vello. 5/10

Parto en Casa, de Stephen King (Home Delivery, 1993). Uno de mis favoritos, escrito por el Rey del Terror, el gran Stephen King. Los muertos desafían a la muerte y regresan de la tumba (al parecer el origen viene del espacio exterior...), y todos tratan de hacerles frente. Hasta Maddie Pace, una mujer embarazada, tendrá que hacer frente al apocalipsis y a algo más: el pasado que regresa en forma de zombie. Esta historia clásica, con una protagonista femenina fuerte y decidida,  pone los pelos de punta en ocasiones y cuenta con el toque de calidad de todo un maestro de los relatos. Imprescindible. 10/10

Las Chispas ascienden hacia el Cielo, de Lisa Morton (Sparks Fly Upward, 2005). Un apocalipsis zombie. Una colonia de sobrevivientes. Una mujer embarazada que tendrá que abortar...¿el resultado? Un excelente relato donde la polémica está servida con un jugoso debate político sobre el aborto y todo lo que ello conlleva: asesinato, liberta de elección, activistas antiabortistas... 8/10

Hombre de Burdel, de George R.R.Martin (Meathouse Man, 1976). De nuevo los zombies son usados en provecho de la humanidad, esta vez controlados por seres humanos como una simple herramienta. Incluso las mujeres zombie son utilizadas en los prostíbulos como mercancía. Pero el relato se centra en un hombre y su búsqueda del amor, que dará sus frutos en ocasiones, y en otras verá como sus esfuerzos caen en saco roto. Es uno de los relatos más antiguos de la colección, y en ocasiones se diluye bastante, haciendo que su lectura resulte un tanto irregular. 6/10

El Camino del Muerto, de Joe Lansdale (Deadman´s Road, 2007). Perfecta mezcla entre el western clásico y el terror zombie, unidos con maestría en una historia excelente, donde un reverendo tendrá que vérselas con un muerto resucitado que está sembrando el horror en lo que durante en vida fué su territorio. Ese cóctel brutal entre el salvaje oeste y los muertos vivientes me ha encantado, y disfruté muchísimo con este relato. 8/10



El Muchacho con Cara de Calavera, de David Barr Kirtley (The Skull-Faced Boy, 2002). Dos jóvenes que fallecen en un accidente vuelven al mundo de los vivos convertidos en zombies y uno de ellos, junto a otros muertos vivientes, decide conquistar el mundo de los vivos. Una buena historia que plantea una dualidad moral y, a la vez, denuncia sutilmente los desprecios y el maltrato que sufren las minorías y sus integrantes, tratados muchas veces con desprecio por el simple hecho de ser diferentes. 7/10

La Era de la Aflicción, de Nancy Kilpatrick (The Age of Sorrow, 2007). Este relato de supervivencia está protagonizada por una mujer. Aquí no hay hombres fuertes y aguerridos capaces de acabar con todo muerto viviente que se les ponga por delante, sino una mujer que cuenta con el cerebro como su mejor arma. Una historia impregnada de soledad, depresión y agónica locura. 8/10

Amanecer Amargo, de Neil Gaiman (Bitter Grounds, 2003). Una historia de zombies clásicos, con las calles de Nueva Orleans y el polvo zombi como protagonistas. Un poco deslavazado y borroso en ocasiones, quizás escrito así a propósito por Gaiman para ofrecer una atmósfera de ensoñación. 6/10

Con las Tetas a la Tumba, de Catherine Cheek (She´s Taking her Tits to the Grave, 2008). Divertida fábula repleta de ironía y humor sarcástico sobre la vanidad, donde una mujer fallecida vuelve a la vida y contempla horrorizada como ninguna de sus costosas operaciones de cirugía pueden impedir que su cuerpo se vaya pudriendo a medida que avanza el tiempo. Al final no le quedará mas remedio que aceptar lo que es inevitable, y aprenderá a darle importancia a aquello que realmente merece la pena. Muy buen relato. 9/10

Tan Muertos como Yo, de Adam-Troy Castro (Dead Like Me, 2000). A la vez que se nos ofrecen una serie de instrucciones para sobrevivir en un apocalipsis zombie, el autor nos cuenta la historia de uno de esos seres humanos que ha tenido que rebajar el sentido de la palabra humano a su mínima expresión para sobrevivir entre los muertos vivientes. Una historia triste que refleja el patetismo que las personas pueden llegar a alcanzar con tal de sobrevivir. 8/10

Zora y la Zombie, de Andy Duncan (Zora and the Zombie, 2004). Otra historia de polvo zombi y resucitados haitianos que hará las delicias de los aficionados a estos clásicos zombies, pero que a mi, particularmente, no me sedujo demasiado. 5/10

Calcuta, el Señor de los Nervios, de Poppy Z. Brite (Calcutta, Lord of Nerves, 1992). Una historia impregnada del espíritu de la India, donde belleza y horror pueden ir de la mano en ocasiones. Con un estilo crudo y directo, la autora consigue perfectamente trasladarnos a aquellas concurridas calles, donde casi podemos sentir el repugnante olor que desprenden esos cadáveres andantes pudriéndose al sol, con la terrible diosa Kali como artista invitado. Me gustó por su extravagancia y crudeza. 9/10

Seguidos, de Will McIntosh (Followed, 2007). Me encantó esta historia, donde los zombies están integrados de una forma un tanto especial en la vida cotidiana de los humanos normales. Y es que en este relato, si un zombie te sigue, es que algo has hecho mal en tu vida, o no has actuado como deberías. Curiosa forma de representar qué hacer con nuestros errores y cómo aprender a convivir con ellos. 9/10



La Música del Zombie, de Harlan Ellison y Robert Silverberg (The Song the Zombie Sang, 1970). De nuevo el futuro y los zombies se dan la mano, y en esta historia un afamado músico es mantenido con vida a lo largo de los años y únicamente es reanimado unas pocas horas al año para dar conciertos. El artista se siente un objeto, tan sólo un instrumento al servicio del espectáculo y sin capacidad de dar rienda suelta a su creatividad. No es para nada una historia de terror, y si un relato profundo donde el protagonista absoluto de la función es el sentimiento de frustración del zombie. 7/10

La Representación de La Pasión, de Nancy Holder (Passion Play, 1992). Hace poco pude leer El Mar de la Muerte, de esta misma autora, y he de decir que en este relato volvemos a tener parte de ese horror enfermizo y esa atmósfera asfixiante que ya pude comprobar en la novela que os comento.Aquí zombies y religión convergen en una historia donde la hipocresía de la Iglesia queda patente. Lo mejor es que lo leaís y saqueís vuestras propias conclusiones, pero aviso: si sois católicos, este no es vuestro relato. 8/10

Casi el Último Relato de Casi el Último Hombre, de Scott Edelman (Almost the Last History by Almost the Last Man, 2007). Un relato curioso en cuanto a su original estructura que cuenta la historia narrada en primera persona de un hombre que está siendo testigo del horror (nuevamente el apocalipsis zombie...) y que nada puede hacer sino dejar por escrito su experiencia en un mundo devorado por los muertos vivientes. El relato es como un motor que arranca y se para, para luego volver a arrancar y de nuevo pararse, en una especie de "reboot", que es donde radica su originalidad que, por otra parte, puede desesperar a lectores impacientes. 7/10

Así Declina el Día, de John Langan (How the Day Runs Down, 2008). Sinceramente, este relato supone el broche de oro perfecto para esta antología. De formato original e inusual (escrito como si fuese el libreto de una obra de teatro), muestra, mediante una serie de testimonios, la agonía a la que los seres humanos pueden llegar a verse expuestos en caso de que un buen dia los muertos decidan levantarse y venir a por nosotros. Más nos vale estar preparados... 9/10

Eso es todo. Me hubiera gustado dar una opinión pormenorizada y en profundidad de cada uno de los relatos, pero son demasiados (treinta y uno, para ser más exactos...) y tampoco quiero abrumaros con farragosas reseñas y comentarios sesudos (bueno, de esos tengo pocos...). Espero que disfruteís con esta recopilación de la misma forma en que yo lo he hecho, y os la recomiendo porque, si sois fans de los muertos vivientes, os va a encantar. Os dejo con un trailer del libro, que ahora está de moda lanzar uno como hacen con las películas...

Frente a Frente (Enrique Bunbury)



Hace apenas un par de días que el cantante zaragozano Enrique Bunbury ha lanzado su nuevo single, titulado "Frente a Frente", una versión del tema de Jeanette que la cantante británica (nacionalizada española) publicó allá por el año 1981. El tema forma parte de su último albúm, titulado "Las Consecuencias", que saldrá al mercado el próximo 16 de Febrero.



Juan Antonio Bayona, director de la película El Orfanato (2007), ha sido el encargado de dirigir el videoclip que acompaña al single. Lo que podemos ver en el clip es una pequeña historia de amor en la que el mismísimo Bunbury aparece caracerizado como un atormentado zombie. Ver para creer. Javier Botet, el joven actor que encarnaba a la niña Medeiros en [REC] y [REC2], hace acto de aparición como estrella invitada de la terrorífica función. El bosque de Mas Murtra, en los alrededores de Girona, ha sido el escenario elegido para situar la historia que Bayona nos cuenta en poco más de tres minutos y medio.



La guipuzcoana Miren Iza, cantante de Tulsa, colabora con Bunbury, que también ha contado con la propia Jeannette para que haga una breve aparición al final del videoclip. La verdad es que la canción tiene fuerza y resulta contagiosa. A mi me ha gustado bastante: era un tema que no conocía y que suena realmente bien con el toque de Bunbury, uno de los artistas claves en la música española, primero como líder de los Héroes del Silencio (una banda mítica que creo no necesita de presentación alguna...), y ahora en solitario. Desde luego, peculidaridad y carisma no le falta a este ilustre maño.



Os dejo a continuación con el videocilp, una pequeña muestra más de que el universo zombie sigue extendiendo sus redes y que si el 2009 fué el año de los vampiros ñoños, este 2010 puede ser el año de los muertos vivientes. Esperemos que así sea...

La Batalla de los Blogs: Proyecto Naschy vs. El Especialista Mike



La semana pasada me llegó esta imagen a mi correo electrónico (dieguicooli@hotmail.com), junto con un link a la web La Batalla de los Blogs, donde los internautas votan entre dos blogs preseleccionados dentro de una determinada categoría (cine, música, humor, etc...). Creo recordar que inscribí a El Especialista Mike dentro de la categoría de Blogs de Cine, pero ni mucho menos esperaba ser seleccionado. En fin, cosas así, junto a vuestras imprescindibles visitas y comentarios, le hacen a uno seguir para adelante con una dosis extra de ganas.

Vamos a ver hasta dónde somos capaces de llegar. El plazo para votar por uno de los dos en esta peculiar "batalla" se extiende desde hoy, lunes 18 de Enero hasta el próximo domingo 24 de este mismo mes. ¡Gracias por vuestro apoyo, ahora y siempre!

Sherlock Holmes (Guy Ritchie, 2009)



Título original: Sherlock Holmes
Año: 2009
Duración: 124 minutos
Dirección: Guy Ritchie
Guión: Michael Robert Johnson, Anthony Peckham, Simon Kinberg, Lionel Wigram, basado en el personaje de Arthur Conan Doyle.
Intérpretes: Roberty Downey Jr, Jude Law, Rachel McAdams, Mark Strong



Elemental, querido Ritchie!!

Cuando todos teníamos en mente la imagen de un Holmes elegante, estilizado, sosegado en sus deducciones, y a un Watson regordete, bonachón y supeditado a las órdenes y consejos de su compañero, llega Guy Ritchie y dinamita por completo el universo que en su dia creara Arthur Conan Doyle. ¿Qué hay de malo en que un director de cine adapte a tan célebre personaje de acuerdo a sus principios cinematográficos, los cuales lleva esgrimiendo durante toda su carrera? No hay nada que objetar, e incluso yo añadiría que es digno de elogio que mantenga su particular estilo y nos ofrezca asi una nueva cara del detective más famoso de la historia. Para disfrutar de ello, tan sólo hay que saber muy bien qué es lo que Ritchie propone para evitar decepciones innecesarias e injustas entre los más fieles seguidores de Holmes.



Guy Ritchie traslada el mito de Sherlock Holmes a su terreno, donde la particular perspectiva que nos ofrece rompe con todo lo visto hasta ahora y resulta tan atractiva como divertida y extravagante. Las clásicas tramas detectivescas que acompañaban de forma inexcusable al personaje de Conan Doyle en todas las adaptaciones que ha protagonizado hasta la fecha no desaparecen del todo, aunque sí quedan relegadas de forma sutil a un segundo plano en favor de un enfoque más físico y acelerado, a base ingentes dosis de acción y unos toques del humor al que Ritchie nos tiene acostumbrados. El guión, aunque basado en la novela gráfica de Lionel Wigram, es bastante fiel a las historias de Conan Doyle, bastante más de lo que a simple vista pueda parecernos si tenemos en mente como referencias las anteriores adaptaciones de Holmes a la gran pantalla. La principal diferencia radica en que Guy Ritchie realiza una película trepidante y frenética cuando todos estabámos acostumbrados al sosiego y la tranquilidad que directores anteriores le imprimían al genial detective. El estilo del director está presente en todos y cada uno de los fotogramas del film, con un montaje de vértigo que apenas da tregua al espectador donde se permite el lujo, convertido en acierto, de intercalar divertidísimas situaciones que aportan un excelente y comedido tono humorístico. Como resultado, un exitoso lavado de cara en toda regla para un personaje legendario a manos del gran director que es Guy Ritchie, al que su divorcio, visto el resultado, le ha sentado de maravilla.



Además, y por si fuera poco la gran dirección de Ritchie, otro enorme punto a favor de la película es la extraordinaria química entre el tándem Downey Jr / Jude Law, con sendas enormes e impresionantes interpretaciones como Sherlock Holmes y el doctor John Watson respectivamente. Robert Downey Jr. construye un Holmes como nunca antes habíamos visto, capaz de partirse la cara con cualquiera merced a una fortaleza física y una habilidad en la lucha cuerpo a cuerpo a la altura de su distinguido cerebro y su particular capacidad de análisis y deducción. Argumentador de un ingenio afilado y lengua suelta, Holmes se muestra  más cínico y socarrón que nunca, convirtiendo la ironía en una de sus poderosas armas fustigadoras y añadiendo a su halo bohemio algo de histrionismo. Incluso podríamos destacar su antipatía ocasional y un marcado carácter antisocial, a pesar de su faceta celosa respecto a todo aquello que él cree puede alejarle de Watson. Una vez más Robert Downey Jr.muestra una excelente salud intepretativa, consigue bordar nuevamente el personaje propuesto (perfecto acento británico incluido...) y por ello es justo candidato al Globo de Oro, y veremos si ocurre otro tanto en los Oscars.



El imprescindible doctor Watson al que da vida Jude Law también ha cambiado, y ahora es mucho más compañero y menos lacayo de Holmes que en las adaptaciones hasta la fecha. Law, con un porte impecable como veterano de guerra  tras el cual se esconde un jugador empedernido, encaja a la perfección con el personaje de Downey Jr. y deja de lado esa imagen de pasividad que el personaje esgrimía hasta ahora. Ambos componen un binomio interpretativo que raya a gran altura, involucrados y volcados en la historia al cien por cien, y con una enorme complicidad entre ambos, básica para el buen funcionamiento de los personajes. Si no es la mejor pareja Holmes/Watson de la historia, muy poco le falta.



El resto de personajes no llegan al gran nivel mostrado por el dúo protagonista, destacando sobre todos ellos al villano de la función, un dignísimo rival para Holmes. Inspirado en el ocultista Alester Crowley, Lord Blackwood es un noble británico capaz de cualquier cosa con tal de instaurar un nuevo orden, primero en Inglaterra, y luego a nivel mundial, y el encargado de darle vida en pantalla es un imperturbable Mark Strong, actor especializado en ser el malo de la película en los films de Guy Ritchie. Rachel McAdams es Irene Adler, otro persona muy importante en la vida de Holmes: compañera, amante y rival, es quizás el personaje más desdibujado en la película y al que más partido se le podría haber sacado. Lástima.



La ambientación es sublime, y el Londres victoriano donde transcurre la historia queda reflejado a la perfección en pantalla, merced a unos decorados excepcionales, a un muy acertado vestuario y, en general, a un conjunto estético-visual totalmente creible: callejones oscuros, un trasiego de mendigos y gente de acá para allá, aglomeraciones en los mercadillos...casi podemos sentir la suciedad de la gran ciudad y sentir parte de ese frenesí urbano en nuestra propia piel. La banda sonora, a cargo de Hans Zimmer ayuda a introducirse en las calles de la capital británica con unos registros novedosos a los que nunca antes había recurrido el compositor alemán. El violín se erige como leit motiv acompañado de un sorprendente banjo, aportes que resultan originales respecto a anteriores composiciones. Su sinfonismo elocuente en algunos momentos y el experimentalismo y la innovación en otros hacen que este score destaque en la obra de Zimmer.

Sherlock Holmes supone una de esas veces en las que abandonas la sala de cine con una enorme sonrisa en tu rostro, después de haber disfrutado durante dos horas de un espectáculo visual y narrativo realmente entretenido, con actores de primera interpretando personajes de primera, con las dosis necesarias de acción y humor, y con la sensación de haber invertido acertadamente el dinero en la entrada. Sólo queda esperar la continuación donde, presumiblemente, el papel de malo de la función recaiga sobre el profesor Moriarty (villano por excelencia en la obra de Conan Doyle y auténtico némesis de Holmes), ya que aquí hace acto de presencia en un par de fugaces momentos, a modo de sutil introducción del personaje para una futura secuela, muy al estilo de lo que Christopher Nolan realizara con el Joker en Batman Begins. Estamos impacientes!!!


Related Posts with Thumbnails